"La mujer tiene otra sensibilidad, otro empuje a la hora de liderar"

Mariana de Dios, Directora Comercial y Accionista de Traditum analizó el camino desandado, tanto personalmente como a nivel general, para poder aspirar a puestos de liderazgo

Mariana De Dios es Directora Comercial y Accionista de Traditum, una empresa nacional que se especializa en el desarrollo de soluciones tecnológicas aplicadas a la medicina. Durante su exposición, contó cómo es liderar una empresa vinculada a la tecnología y también analizó el presente, en búsqueda de la paridad de género.

“En mi caso, siento que es sencillo liderar una empresa. Por mi personalidad y por la dinámica de la empresa, que respeta mucho el desarrollo personal. Entré a la empresa siendo gerenta de una unidad de negocios específica, y me permitió desarrollarme perfectamente. No fue un impedimento ser mujer en este caso. Aunque aclaro que todos los accionistas son hombres, soy la única mujer , señaló De Dios

La accionista de Traditum también se refirió a los desafíos que supuso la pandemia a nivel general y destacó las características innatas en las mujeres para poder liderar una compañía en este escenario: “La mujer tiene otra sensibilidad, otro empuje a la hora de liderar. La mujer tiene que estar más organizada.  Soy madre, tengo tres hijos, tuve muchos zoom durante la pandemia. No quiero dejar de ser mujer con todo lo que eso implica. Ser firme y tener aplomo, no significa perder de ser femenina .

En ese contexto, De Dios se refirió a la construcción de una cultura comprometida con el liderazgo femenino: “No es fácil. Tengo 40 años y me tocó vivir el cambio. El sector de la tecnología y de la salud, es muy masculina. Creo que generaciones futuras lo van a tener mucho más sencillo del proceso que hicimos nosotros . Finalmente, hizo referencia al concepto de romper el techo de cristal, para poder desarrollarse y aspirar a puestos de liderazgo dentro de las organizaciones: “La verdad creo que la mujer es muy profesional, tiene una actitud y es muy luchadora, entonces eso hace que hayamos roto muchísimo esas barreras. Hay que recorrer el camino. Soy el ejemplo que si en una empresa tecnológica arranqué como gerenta y llegué a ser parte del directorio, con todo el directorio masculino, no es imposible, se puede llegar .

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios