Harris English se consagró campeón en el primer torneo del año del PGA Tour

El estadounidense de 31 años lideró gran parte del torneo y se impuso en el primer hoyo del desempate. Dustin Johnson finalizó 11° con un score de -18.

En una ajustada definición que necesitó de un playoff, Harris English venció en el primer hoyo de desempate a Joaquín Niemann y se consagró en el Sentry Tournament of Champions, primer torneo del año del PGA Tour, disputado en Kapalua, Hawaii. Ambos finalizaron igualados con 25 golpes bajo el par luego de los 72 hoyos, a uno de distancia de Justin Thomas, quien defendía su título de 2020. Por su parte, Dustin Johnson estuvo impreciso en las salidas y se ubicó 11° con -18.

El certamen que reúne a los campeones del año anterior, debió adaptar su field debido a la suspensión de varios torneos del PGA Tour durante el 2020 a causa de la pandemia provocada por el coronavirus. En consecuencia, se decidió otorgarle un cupo a aquellos que finalizaron en el Top 30 de la clasificación de la Copa FedEx. Esa variante le permitió participar en Kapalua tanto a English como a los latinoamericanos Niemann, Sebastián Muñoz y Abraham Ancer que se sumaron a Carlos Ortiz, clasificado por haber ganado el Houston Open. En tanto, estuvieron ausentes Rory McIlroy y Tyrrell Hatton.

Ajustada definición en playoff

Si bien lideró el torneo durante las primeras tres rondas, Harris English debió batallar desde atrás en la jornada final luego de cometer un bogey en el cuarto hoyo dado que Joaquín Niemann, quien comenzó más temprano, tuvo un inicio brillante con cuatro birdies en seis hoyos y alcanzó la cima.

El chileno no detuvo su marcha y completó una espectacular actuación en la cual completó 64 (-9) golpes, gracias a nueve birdies (libre de bogeys) y un valioso par en el 10 tras un segundo tiro muy desviado que puso en riesgo su liderazgo. No obstante, una imprecisión en el hoyo final donde falló un putt corto le costó demasiado caro debido a que le impidió marcar una diferencia más contundente para asegurarse la victoria.

Por su parte, English no le perdió pisada a Niemann y, basándose en la solidez que mostró a lo largo del certamen, se mantuvo en la disputa. Con tres birdies consecutivos entre el 11 y el 13 recortó la diferencia hasta alcanzarlo y volvió a igualarlo en 25 golpes bajo el par con un nuevo acierto en el 15.

Sin embargo, a continuación todo su esfuerzo corrió serio riesgo a causa de su segundo bogey de la jornada que tuvo lugar en el hoyo 16 y que dejó a Niemann como único líder. Con esa presión a cuestas, el estadounidense de 31 años consiguió un magnifico segundo golpe que incluso le dio una opción de águila y marcó un birdie que forzó el desempate.

En el primer hoyo de playoff, ambos hicieron un buen golpe de salida, pero luego Niemann cayó en el rough y la ventaja pasó a ser de English, quien definió el torneo con un birdie. De esta manera, logró su tercera victoria en el PGA Tour, a más de siete años de su anterior consagración en Mayakoba 2013.

Otro de los que sostuvo sus aspiraciones hasta el final fue Justin Thomas (65-69-68-66), quien quedó a un golpe de acceder al desempate. El campeón defensor no estuvo preciso sobre el green, especialmente en la segunda jornada. Ayer, tuvo una destacada performance con ocho birdies, pero falló un putt en el 17 que le significó un bogey y quedó necesitado de un águila para alcanzar la cima. Por lo tanto, su acierto en el hoyo final solo le sirvió para garantizarse el tercer puesto en soledad.

Discreta actuación del número uno del mundo

Dustin Johnson, vigente campeón de la Copa FedEx y el Masters de Augusta, no logró sumarse plenamente a la lucha por el título en un certamen donde se lo observó errático en las salidas. Tras una jornada inicial muy lejos de su nivel, tuvo una brillante segunda ronda de 65 (-8) golpes que dejó la sensación de que había reencontrado su ritmo de juego y, por lo tanto, sería uno de los animadores del torneo.

Ayer, luego de un error en el segundo hoyo, consiguió seis birdies en siete hoyos que despertaron expectativas. Pero sus chances se dilapidaron por completo a causa de un doble bogey en el 12, donde perdió la pelota y recibió un golpe de penalización, seguido de un bogey en el 13. Finalmente, acumuló 18 golpes bajo el par y se ubicó T11.

Sebastián Muñoz y Abraham Ancer consiguieron rondas de siete golpes bajo el par

Entre los restantes latinos presentes, Sebastián Muñoz y Abraham Ancer terminaron ambos en el T17 con 16 golpes bajo el par. El mexicano cerró con una destacada ronda de 66 golpes (-7) producto de siete birdies, libre de bogeys. En tanto, el colombiano también completó 66 impactos en la segunda jornada, con la cual se recuperó de una mala ronda inicial de 75 (+2) golpes.

Por su parte, Carlos Ortiz (único clasificado como campeón) no tuvo un buen torneo y finalizó retrasado en el tablero: se ubicó 37° con un score de -7 con una tarjeta de 69-67-75-74.

 

 

Tags relacionados

Más de OpenGolf

Compartí tus comentarios