Health Leadership Forum

Así se usa la nanotecnología contra el Covid-19

Daniel Lupi, presidente de la Fundación Argentina de Nanotecnología, explicó cómo desde la organización trabajan para impulsar proyectos de investigación para mejorar la vida de las personas

La nanotecnología es la ciencia de los materiales a nivel molecular o subatómico. Involucra la manipulación de partículas inferiores a 100 nanómetros (un nanómetro es una mil millonésima parte de un metro) e implica el desarrollo de materiales o dispositivos de ese tamaño, invisibles para el ojo humano y con frecuencia varios cientos de veces más finos que el grosor de un cabello humano. La física y la química de los materiales son diametralmente diferentes cuando se reducen a nanoescalas; tienen diferentes resistencias, conductividad y reactividad, y explotarlas podría revolucionar la medicina.

La Fundación Argentina de Nanotecnología (FAN) es una organización dedicada a promover el desarrollo de proyectos y emprendimientos con nanotecnología y a difundirlos en los distintos sectores de la sociedad argentina. Su objetivo principal es vincular a los distintos actores intervinientes y generar un ámbito propicio para el desarrollo de estas tecnologías en nuestro país.

El ingeniero Daniel Lupi, presidente de FAN, participó del 4to. Health Leadership Forum, en un mano a mano con Florencia Pulla, editora general de Revistas, Suplementos, One Shots y Audiencias de El Cronista, donde explicó los aportes que la institución realiza para el avance de la investigación y desarrollo en materia de nanotecnología aplicada.

"FAN está en en el medio entre lo privado y lo público. Vinculamos la actividad de investigación y ciencia con el mercado. El mercado en realidad es la sociedad. Se creó en el 2005 y en 2007 pasó a tomar un rol más activo en difundir la actividad en el sector industrial y también en la sociedad. Tenemos como rol incrementar la productividad de las industrias argentinas a través de la nanotecnología", explicó Lupi.

La Fundación cuenta con los espacios, el equipamiento y los profesionales necesarios para la instalación de desarrollos nano de alto nivel, y ofrece una serie de programas e iniciativas orientadas a emprendedores, investigadores y estudiantes interesados en la temática.

"Me toca dirigir un grupo de gente joven y emprendedora. En la actividad científica hay dos grandes pensamientos, uno llegar a ser un premio Nobel y otro llegar a ser un Steve Jobs. Hay muy pocos que llegan a eso y siempre recomiendo trabajar sobre otra parte del mercado. Algunos aspirar al reconocimiento personal al incrementar el conocimiento mundial. En la Argentina hay muchos y en el mundo hay muchos y la comunicación entre ellos es más fluida porque están lejos del mercado. A medida que uno se va acercando al mercado, el conocimiento comienza a tener valor económico y la comunicación es más difícil. Es un equilibrio muy complicado, pero los números dicen que los éxitos son pocos", comentó.

La nanotecnología tiene un enorme potencial para el cuidado de la salud, desde una distribución más eficaz de los medicamentos, el diagnóstico de enfermedades con mayor rapidez y sensibilidad, y la distribución de vacunas vía aerosoles y parches, por ejemplo.

Aunque parezca ciencia ficción, los avances en la nanotecnología en el ámbito sanitario se combinan con otras tecnologías, incluyendo la información tecnológica y la biotecnología. Un ejemplo es el desarrollo de herramientas molecualares de diagnósitco controladas por computadora o nanosensores que en un futuro podrían medir y almacenar información médica sobre un paciente.

Consultado sobre cómo la nanotecnología y los desarrollos asociados están impactando en la vida de las personas, fundamentalmente en la Argentina, Lupi explicó que la actividad estuvo presente en desarrollos vinculados a la pandemia de Covid-19. "Tenemos empresas que realmente han desarrollado productos que ahora están aplicándose o en vías de hacerlo, como por ejemplo, una que produce tiras que permiten hacer la detección temprana del Covid-19, pero con métodos más económicos que el PCR", explicó.

Durante su participación en el evento, el ingeniero comentó algunas de las iniciativas de la Fundación, como Espacio FAN, un programa que dispone de una serie de sectores especialmente adaptados para instalar startups o emprendimientos innovadores con nanotecnología, para que puedan allí consolidar sus desarrollos. "Además, contamos con un Coworking Lab, con equipamiento exclusivo y de alto nivel, para atender la demanda de nuestros incubados. Actualmente, contamos con diez empresas innovadoras alojadas en nuestra sede", puntualizó.

En ese espacio de vinculación tecnológica que brinda servicios y asesoramiento permanente a los desarrollos incubados, ya se desarrollaron algunas innovaciones como implantes dentales libres de metal con nano-biomateriales cerámicos y plantillas ortopédicas inteligentes que medir y analizar la pisada en cualquier momento y lugar, entre otros. La FAN pone a disposición sus instalaciones adaptadas a las necesidades de este tipo de desarrollos en una sede que cuenta con 2800 m2 cubiertos con laboratorios, oficinas, salas de reuniones y eventos.

"El sistema funciona, aunque en este año de pandemia se produjo un freno. De todas maneras, los emprendedores siguen trabajando, nos siguen presentando proyectos, seguimos llamándolos. No es necesario estar sentado en el laboratorio o la universidad para seguir pensando proyectos. De alguna manera están ahí", finalizó Lupi.


Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios