“Creo que hay que tener mérito, las cosas no ocurren de casualidad

Rodolfo D’Onofrio reflexionó sobre cómo su educación marcó su carrera profesional, y también se refirió a la importancia del trabajo en equipo

Desde su formación en el colegio Nacional Buenos Aires, pasando por su rol multifacético de economista, empresario y presidente de River, hasta el valor del trabajo en equipo y la importancia del mérito, fueron algunos de los tópicos que abordó Rodolfo D’Onofrio durante su exposición.

Su paso por el Colegio Nacional Buenos Aires le dejó a D’Onofrio enseñanzas que, según afirmó, marcaron su carrera profesional. “A los 12 años entré a un colegio donde no éramos chicos que veníamos de un mismo barrio, de un mismo lugar, sino que veníamos de distintos lugares y con distintas formaciones. Todos teníamos que tener un nivel determinado por haber pasado el examen de ingreso, pero yo tenía compañeros con una situación económica excelente, y otros con una situación difícil. Tenía compañero de todas las religiones, recién llegados de otros países que daban los primeros pasos en Argentina. Recuerdo todo eso. Lo primero que puedo decir que me dejó el colegio es entender y comprender a toda la comunidad a la cual me acercaba , comenzó el Presidente de River, quien agregó: “Por otro lado, el colegio me empezó a incentivar, teníamos que formarnos e ir a buscar datos a bibliotecas para aprender. Por ejemplo, tenía un compañero a los 12 o 13 años me hablaba de Marx. Yo no sabía quién era, si era un jugador de fútbol o quién. Entonces, tuve que ir a los libros para aprender y poder discutir con él. Es así que, contrario a cosas que escucho hoy, creo que cuando tenés una educación donde todos partimos del mismo nivel, después es clave la meritocracia, el mérito. Eso me enseñó mi colegio. Empezamos muchos alumnos, pero terminamos el 30% o 40% porque había que hacer mucho esfuerzo, había que poner de sí todo para llegar a los objetivos .

La difícil tarea de administrar en un entorno donde la pasión juega un rol fundamental también fue uno de los temas abordados por el presidente de River. “Soy economista, fui al Nacional Buenos Aires y después  a la UBA. Nunca dejé de trabajar en mi profesión, y también me desarrollé como empresario. Por suerte me fue bien. Pero en River  tenés que administrar, tenés que gestionar, tenés que ser eficiente, tenés que lograr que tenga superávit el club, que funcionen bien todas las actividades que tiene, los más de 50 deportes, el colegio, la universidad. Y además está el futbol. Todo eso es complejo , señaló D’Onofrio, quien reconoció: “Administrar pasión no me había ocurrido nunca. Hay que ser mesurado, tener una idea de que cuando se va a un club de estos, tenés que darte cuenta de no equivocarte. Porque un día no te conoce nadie y a los pocos días, cuando sos presidente de River, te conoce todo el mundo. Tenés que tener cuidado y hacer un ejercicio de humildad permanente, como para que te salga natural, y no marearte y no creerte lo que no sos. Simplemente sos el presidente de un club por un tiempo, donde tenés tus obligaciones .

Por otra parte, el dirigente deportivo sostuvo que la tecnología, en estos tiempos, lo ayuda para poder estar “en muchos lugares sin tener que movilizarse, aunque reconoció que prefiere los encuentros personales. En ese marco, al referirse a sus múltiples obligaciones, remarcó: “Hay que saber repartir el tiempo, poner prioridades y tener equipos. Un presidente no soluciona nada. Dijimos en River que teníamos que tener un proyecto, un equipo y después un presidente. Si el presidente no tiene un equipo y un proyecto, va a fracasar. Ese camino elegimos y nos fue bien. Estoy convencido que en todas las actividades ese es el camino que hay que recorrer .

Finalmente, se refirió a la importancia del esfuerzo para lograr los objetivos, más allá de que en muchas oportunidades (sobre todo en el fútbol) el factor suerte puede ser determinante: “Sin esfuerzo no se llega a ningún lado. Creo que hay que tener mérito, las cosas no ocurren de casualidad, tienen causalidad. Para tener suerte tenés que haber puesto mucho esfuerzo, mucho trabajo, mucha idea, mucho equipo, mucha formación de grupos. Pero la suerte sola no llega, llega cuando hiciste todas las cosas para que después tengas ese ratito de suerte o no suerte .

Tags relacionados

Compartí tus comentarios