Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Se busca un modelo de país que valore al agro

Tres líderes de diferentes sectores de la industria agrícola debaten su rol en el desarrollo del país. Además, anticipan la nueva ‘revolución industrial’ derivada de la tecnología en alimentos, de la que la Argentina podría ser protagonista.

La industria agroexportadora fue una de las primeras en desarrollarse en la Argentina bicentenaria. Sin embargo, pareciera que el sector tiene más futuro que pasado y presente. Al menos esa fue la sensación que arrojó el Panel Agropecuario, organizado por la Revista Apertura y El Cronista Comercial, en el que tres presidentes de empresas líderes en su rubro debatieron con pasión sobre el papel que tiene la industria en el país y la necesidad de integrar el sector en un modelo de desarrollo a futuro.
Gustavo Grobocopatel, presidente de Grupo Los Grobo, inició su intervención alertando por “un aumento en los costos, en la presión impositiva, en la volatilidad climática y por el estancamiento del agro, que produce 100 millones de toneladas cuando debería estar exportando 130 millones”.
A su turno, Ricardo Yapur, CEO de Rizobacter Argentina, reconoció que el productor está usando “menos tecnología o más barata” y citó el caso del mercado de fertilizantes químicos, que “está golpeado” y “de tres millones de toneladas se pasó (a comercializarse) unos 2,5 millones”, en la presente campaña. Sólo Antonio Aracre, presidente de Syngenta Agro, se mostró más positivo: “Al margen de todo, tengo que decir que nos desenvolvemos en buenas condiciones”.

Debate candente

El panel inicio una ruta más intensa cuando José Del Rio, director Adjunto de El Cronista Comercial y director de las revistas Apertura e Information Technology, preguntó sobre el rol empresario, citando cifras de estudio propios, según las cuales el sector privado tiene una regular o mala imagen pública. Además, abrió el debate sobre por qué no hay multinacionales argentinas creciendo y expandiéndose en el exterior.
“¿Por qué no estamos en China o África? No falta vocación emprendedora sino plata. ¡Estamos secos por los impuestos, el Gobierno se no lleva toda la guita! La gente tiene que entender que si el Gobierno cobra semejantes impuestos (retenciones) para redistribuir, eso tiene un costo”, dijo Grobocopatel, en decibeles cercanos al grito.
“Yo creo que se puede, pero falta empresarios que quieran hacerlo. No podemos echarle todo el tiempo la culpa al Gobierno, hay que hacernos cargo”, confrontó el titular de Syngenta, quien llamó al sector empresario a hacer una autocrítica al respecto.
El titular de Rizobacter dijo que, si bien en cierto que el Estado podría dar más apoyo en el exterior, por ejemplo, a través de misiones consulares en Africa y otros destinos, su propia historia, la de un emprendedor de la ciudad bonaerense de Pergamino que logra hacer una empresa que hoy factura US$100 millones, “da cuenta que sí se puede” crecer y estar presente en el exterior.

Modelo de país

Los tres, al margen de las polémicas, se pusieron de acuerdo en una cosa: la necesidad de transformar al agro en un componente estratégico dentro de un modelo de país de largo plazo, con reglas claras a 30 años, que permita posicionar al país en lo más alto.
“Estamos ante una nueva revolución tecnológica (la tecnología aplicada a los alimentos), similar a la revolución industrial. Podemos ser sus protagonistas, junto con el resto del Mercosur, pero eso depende de todos los argentinos y de que tengamos un Estado moderno, no del pasado”, concluyó el líder de Los Grobo.
P.Y.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar