U$D

MIÉRCOLES 19/12/2018
Dólar Banco Nación
/
Merval

Salud: la sustentabilidad es el camino

Para el sector, 2018 quedará en la memoria como el año en que el Ministerio de Salud pasó a ser Secretaría o en el que la devaluación amenazó a una industria cada vez más golpeada por falta de financiamiento. Pero también es el momento en el que varios emprendimientos locales ganaron protagonismo, el año en el que salió la Ley Justina y se debatió la Ley del Aborto.

Salud: la sustentabilidad es el camino

Estamos trabajando en la estrategia de mejorar el acceso a los medicamentos, en especial a los de alto costo y a las nuevas tecnologías que, de alguna manera, amenazan la sustentabilidad del sistema de salud", planteaba Adolfo Rubinstein, secretario de Gobierno de Salud de la Nación, en el marco de un encuentro llevado por la Fundación Libertad. Es por eso que son necesarias las políticas de reducción de precios y de coberturas con criterios más explícitos, objetivos y transparentes".

A su vez, el funcionario planteaba otro eje: "Es la ampliación de la cobertura efectiva a través de la formación e implementación de equipos de medicina familiar y comunitaria para la atención de personas identificadas en áreas específicas; el desarrollo de sistemas de información interoperables en toda la red de centros de atención primaria y hospitales públicos, con la historia clínica electrónica como eje central para asegurar la continuidad y calidad de los cuidados; y la ampliación de la cobertura prestacional a través de programas nacionales con foco en las enfermedades crónicas y sus factores de riesgo". Y, por último, Rubinstein indicaba que el tercer objetivo es enfrentar la epidemia de enfermedades crónicas y sus factores de riesgo.

¿Es posible pensar en un sistema de salud sustentable, que garantice el acceso universal al diagnóstico, la prevención y el tratamiento de las enfermedades, de forma que pueda sostenerse en el tiempo y ser financieramente viable? Lo cierto es que 2018 ha sido un año complejo para el sector y 2019 no parece ser más alentador.

De hecho, un informe elaborado por el Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas (IPYPP) evalúa que en el Presupuesto 2019 el de salud será uno de los perjudicados ya que se invertirán $ 1022,6 millones menos en el programa de Atención a la Madre y el Niño y $ 512 millones menos en Salud Familiar y Comunitaria.

A partir de la devaluación, los precios de los insumos médicos aumentaron más de un 30% entre marzo y julio, tendencia que afectó a los prestadores de la salud y volvió a subir notablemente tras la corrida cambiaria de septiembre. De acuerdo con un informe elaborado por la Asociación de Clínicas, Sanatorios y Hospitales Privados de la República Argentina (Adecra+Cedim), que agrupa a prestadores médicos de obras sociales y prepagas, el aumento de los insumos, tales como los descartables, medicamentos, placas y contrastes, se debe a dos motivos: Por un lado, a la fuerte suba del precio del dólar estadounidense y, por el otro, las características oligopólicas del mercado de insumos, situación que hace posible un acuerdo tácito entre varios jugadores sobre el aumento de precio de cualquiera de estos insumos y genere un fuerte impacto en el costo de los prestadores".

Al respecto, Carlos Hoffmann, gerente General de Prevención Salud, postula: "La devaluación nos afecta como a cualquier otra empresa. Muchas industrias procuraron trasladar el menor impacto posible de la devaluación a los precios para poder mantener el nivel de ventas, pero en nuestro mercado, al contar con una estructura de costos dolarizada, las tarifas aumentan de manera inmediata, porque deben ser suficientes para dar sustentabilidad al sector. En un escenario como el actual, es importante fijar tarifas técnicas que permitan compensar, al menos en forma parcial, el impacto del contexto económico en nuestra estructura de costos, condición indispensable para mantener un nivel de excelencia en la prestación de nuestro servicio".

Novedades e inversiones

Desde el lado de los laboratorios, Florencia Davel, gerente General Bristol-Myers Squibb Latinoamérica, expresa: "A pesar de la devaluación y los desafíos que impone la coyuntura económica y social, seguimos apostando al país. Las variables macroeconómicas este año nos han llevado a revisar la alocación de recursos para priorizar las iniciativas más relevantes para la Argentina, que sigue siendo un mercado de gran importancia para la compañía y es, a su vez, sede regional de operaciones. Nuestro compromiso es continuar desarrollando medicamentos, con una fuerte participación de centros de investigación locales y trabajar junto a los demás actores relevantes del sistema de salud para que los pacientes tengan acceso a nuevas opciones terapéuticas".

"Los medicamentos que comercializamos en la Argentina -sigue la vocera - son importados, ya que se elaboran en plantas de alta complejidad ubicadas fuera del país. De todos modos, hemos revisado cautelosamente nuestras inversiones para alocar recursos a las iniciativas prioritarias y hemos mantenido firme nuestro plan de inversiones".

Para Flavio Devoto, gerente General de AbbVie en la Región Sur, "2018 fue un año marcado por indicadores que tuvieron muchas oscilaciones, el tipo de cambio sin duda fue uno de ellos, pero el compromiso de AbbVie con la Argentina es de largo plazo y los acuerdos firmados con la actual Secretaría de ciencia y tecnología de la nación son una muestra de ello. En una actividad como la nuestra, las variaciones cambiarias no implican necesariamente cambios en términos de blancos o negros. Sí es cierto que algunos de nuestros costos son en pesos y otros en dólares, motivo por el cual es importante no perderse en la coyuntura y mirar hacia el mediano y largo plazo. Los temas de salud necesitan también esa mirada en general".

"En AbbVie - agrega el ejecutivo - somos una compañía comprometida con la innovación y centrada en el paciente. Nos enfocamos en enfermedades graves y crónicas específicas difíciles de curar donde podemos aprovechar nuestra experiencia en investigación y desarrollo para avanzar en la ciencia. Trabajamos para crear soluciones que vayan más allá del tratamiento de la enfermedad y que contribuyan a la calidad de vida de los pacientes, en las sociedades y en la ciencia misma".

Por su parte, Hoffmann narra: "A mediados de este año, relanzamos nuestra marca. Entre las principales acciones encaradas, se destacan una nueva estética que se aplica a las distintas comunicaciones que mantenemos con nuestros públicos y la renovación de nuestras plataformas digitales, incluyendo la credencial digital para los afiliados y el consultorio médico virtual. Además, presentamos novedades como la ampliación de la cobertura en prestaciones como ortodoncia y óptica".

Según la responsable de Bristol - Myers Squibb Latinoamérica, "el foco es continuar trayendo innovación para los pacientes. En 2018 obtuvimos aprobación de dos nuevas indicaciones de medicamentos y esperamos una más antes de finalizar el año". La empresa continúa implementado su plan de inversión por u$s 130 millones para el período 2016-2020 que, además de un robusto programa de Investigación y Desarrollo, contempla acciones de educación médica y alianzas con ONGs para generar conciencia y educación sobre enfermedades. A su vez, cuenta Davel, "en abril firmamos un acuerdo de transferencia de tecnología con Laboratorio Fin del Mundo -de Tierra del Fuego- que alcanza parte del proceso productivo de un antirretroviral de la compañía, y reinauguramos nuestro laboratorio de control de calidad y depósito en Luis Guillón con una inversión de u$s 4 millones".

En tanto, Rosana Felice, directora Médica y de Investigación y Desarrollo de GSK para la Argentina y Cono Sur, expresa: "Desde hace algunos años, en GSK producimos desarrollos e innovación, tal como sucedió con el estudio Paddle, diseñado por el investigador argentino Pedro Cahn, y llevado a cabo en la Fundación Huésped, que fue tomado por la compañía como un desarrollo a gran escala y cuyos resultados podrían cambiar un estándar de tratamiento mundial para HIV - pasar de tres medicamentos a dos en el esquema de tratamiento -. Con respecto al área respiratoria, el estudio Salford Lung Study, de práctica clínica real, encontró la forma de optimizar el tratamiento para ofrecer mejores resultados para el asma. Además, se desarrolló un nuevo medicamento para el tratamiento de la EPOC, que permitirá mejorar la calidad de vida de los pacientes que viven con esta patología".

El camino de la innovación le permitió a la compañía proporcionar nuevas soluciones para llegar a vacunas de difícil desarrollo, como la técnica de la vacunología reversa, desarrollada por Rino Rappuoli, principal investigador del área de vacunas de GSK. "La Argentina no está ajena a estos desarrollos. La excelente calidad de sus investigadores permite que el país sea reconocido a nivel internacional y por autoridades regulatorias como la FDA de Estados Unidos entre los mejores en investigación clínica", asegura la vocera.

Por otro lado, anticipa Felice, "desde GSK planeamos continuar con el programa anunciado junto con el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva (MinCyT), Trust in Science, creado con el fin de identificar y dar soporte a investigaciones de alta calidad para el estudio y potencial tratamiento de enfermedades consideradas de alta prioridad social".

La innovación debe ser el camino

La crisis parece no atentar contra el perfil innovador y el talento de quienes día a día trabajan por una mejor salud para todos. El avance de la ciencia ha permitido desarrollar medicamentos, tales como las inmunoterapias, con mejores resultados para los pacientes en comparación con tratamientos estándar, y con una mejor calidad de vida para los pacientes.

Es importante el trabajo conjunto con los sistemas de salud para que el acceso a estas innovaciones sea sostenible y para los pacientes indicados que se beneficiarían con este tipo de terapias", dice Davel.

En esta línea, Devoto, de AbbVie, enfatiza: "Nos encontramos en un momento en que lo más importante para avanzar es innovar", sea el rubro que sea. De la innovación depende la construcción del futuro, superando los desafíos que tenemos, porque muchos de los problemas de hoy no encontraron soluciones con los recursos y conocimientos actuales. En materia de Investigación y Desarrollo, desde un punto de vista sustentable, la industria farmacéutica debe transformarse e innovar para acelerar el proceso de desarrollo clínico, reducir los plazos y los costos, y mejorar los resultados de salud. Desde AbbVie tenemos previsto el lanzamiento de nuevos productos, un aumento de la inversión en desarrollo y la contratación de personal para dar respuesta a la ampliación de nuevas líneas".

Centro regional

Para Felice, de GSK, la Argentina tiene un gran potencial para insertarse en las economías del conocimiento, a través de la producción y exportación de investigación científica, cuyos resultados sean aplicables en industrias como la farmacéutica. "Existe un estrecho vínculo entre el conocimiento, la innovación y el crecimiento económico y GSK Argentina es una muestra de ello. Por el excelente nivel científico, seleccionamos en 2016 a la Argentina como Centro Regional para llevar a cabo I+D de nuevos fármacos, ya que nos asegura los más altos estándares de calidad e innovación en la investigación clínica. Por 12 años el centro de I + D de Argentina participó en el desarrollo clínico de 34 productos estratégicos a nivel global".

Según Eduardo Cioppi, miembro del Comité de Dirección de Mabxience, los sistemas de salud - inclusive de los estados europeos y de los Estados Unidos - se encuentran en graves dificultades, pues la accesibilidad está realmente muy limitada. "La introducción de nuestros productos, al vencer las patentes que rigen, genera inicialmente un descenso en los precios y luego un descenso general de los precios también de los innovadores, lo cual permite a los sistemas de salud aumentar el número de pacientes a ser tratados, empleando productos de eficacia y seguridad equivalente al innovador".

El desafío para el sector de la salud consiste en ser capaz de funcionar en la actual coyuntura económica, de adecuarse a un escenario en permanente transformación y de renovar los esfuerzos para adaptarse a los requerimientos de los nuevos perfiles de consumidores, que exigen un servicio ágil y libre de complicaciones.

Hoffmann, de Prevención Salud, entiende que "el sistema en sí tiene problemas estructurales a los que tratamos de hacer frente con nuestro aporte a través de las entidades en las cuales participamos. Los prestadores son una parte esencial de nuestro negocio, es por este motivo que estamos junto a ellos en esta coyuntura, tratando de lograr entendernos en la problemática del sector.

"El valor de nuestra actividad va más allá de la medicina", destaca Devoto, de AbbVie. "Con el paciente en el centro y la innovación como un mandato, existen señales de una intención de cambio, donde buscamos mejorar la experiencia general de las personas y sus resultados de salud. Para ello, es clave empoderar a los pacientes para comprender mejor y gestionar su condición ofreciendo una atención personalizada de los servicios de acuerdo con la regulación local, como educación del paciente, llamadas de atención provistas por enfermeras, y entrega y eliminación de suministros. El trabajo conjunto del sector público y el privado en materia de educación y formación es clave en ese sentido.

"Uno de los próximos avances importantes, en todo sentido, es lo que se llama 'Salud Digital', que refiere al poder que tiene la tecnología para recolectar información de calidad sobre la forma en la que el cuerpo de las personas se comporta y responde a los tratamientos cuando está enfermo. La Argentina debe dar un salto en ese sentido", postula el ejecutivo de AbbVie. Y continúa: "Una de las principales políticas que podría tomar el Estado es dotar de otra mirada al tema de la innovación y a la propiedad intelectual, cuyo impacto en el desarrollo del país es clave. Es importante mantener y/o profundizar la apertura del país al resto del mundo, ya que esto permite generar alianzas estratégicas en diferentes áreas para aumentar la competitividad del sector y promover la I+D. Hoy en día el mundo invierte u$s 90.000 millones en investigación y desarrollo, de los cuales solo 267 millones son de la Argentina (un 0,3%). Creo que es momento de cambiar esta tendencia".

En tiempos actuales, el gran desafío de la salud es encontrar la forma de alcanzar un desarrollo sustentable y cubrir las necesidades actuales sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades. ¿Cómo lograrlo? Campañas de prevención, programas de manejo de enfermedades crónicas, innovación y un trabajo en conjunto entre los distintos actores del sector para garantizar el acceso a la salud hoy y mejorarlo en el futuro, parece ser el mejor camino.

Vacuna contra la fiebre amarilla

Avanza el proyecto para la producción de la vacuna contra la fiebre amarilla en Argentina. Una comitiva de expertos de la Fundación Oswaldo Cruz de Brasil visitó establecimientos del ANLIS y se reunieron con autoridades para la transferencia tecnológica destinada a la producción de vacunas.

En mayo de este año el secretario de Gobierno de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein, y la interventora de la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud (ANLIS) "Dr. Carlos G. Malbrán", Claudia Perandones; habían suscripto el Plan de Trabajo encuadrado como Anexo 1 del Memorándum de Entendimiento para la Cooperación Internacional que permitirá la elaboración local de la vacuna en la que participan Salud, Ciencia y Tecnología, ANLIS, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) y la Agencia Nacional de Laboratorios Públicos (ANLAP).

Se estima que la demanda inicial para la producción de la vacuna será de aproximadamente 5 millones de dosis y que el primer lote estará disponible para el último trimestre de 2019. El proyecto implica una inversión de 450 millones de pesos del Estado.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés