Pumas: primer balance 2017

El seleccionado conducido por Daniel Hourcade lleva acumuladas dos derrotas ante Inglaterra y un triunfo sobre Georgia. Un análisis que exige.

El intervalo del Super Rugby brindó a los jugadores argentinos la oportunidad de cambiar el chip. Es que la ventana internacional de junio, además de albergar las tres primeras presentaciones de los Pumas del año, sirvió, en parte, para descomprimir el ambiente.

De antemano se sabía que Inglaterra representaría un sacrificio importante para el representativo albiceleste. Sin 15 players abocados a la gira de los British & Irish Lions por Nueva Zelanda, el entrenador Eddie Jones formó un plantel con algunos rugbiers experimentados y varias caras nuevas. Con eso le bastó para llevarse los dos triunfos.

En San Juan, la Rosa no la tuvo fácil, porque los liderados por Daniel Hourcade exhibieron una gran mejoría respecto de lo hecho por esos mismos protagonistas en el torneo de franquicias más importante del Hemisferio Sur. De hecho, no sería descabellado plantear que el XV argentino mereció ganar, pero una serie de fallas en el final del partido sentenciaron la historia: 38 a 34 para el combinado europeo.

Siete días más tarde, ambos equipos se volvieron a ver las caras en Santa Fe. La tónica resultó parecida: los argentinos hilvanaron buenos movimientos, sometieron al elenco británico en diversos pasajes del encuentro y fueron efectivos. Pero, otra vez, los errores aparecieron sobre el epílogo e Inglaterra festejó por 35 a 25. Incluso, tuvo más méritos para hacerlo que en el choque anterior.

La visita de Georgia a Jujuy significó la última contienda de la Argentina en la serie. Ávidos de éxitos, los Pumas fueron más que los Lelos y esto se vio capitalizado en el score, con un 45 a 29 a su favor. Sobre el césped, el conjunto nacional mostró un gran nivel durante el primer tiempo y aprovechó la posesión en ataque. Le faltó para lucirse, pero fue suficiente ante un rival limitado en diversas líneas.

Análisis

¿Qué se puede analizar a partir de los compromisos que tuvieron lugar en lo que va del año? Si se tiene en cuenta el Super Rugby, desde el punto de vista deportivo, el equipo mejoró. También es evidente que los colores le atribuyeron un valor agregado a los deportistas. Sin embargo, todavía resta mucho para estar a la altura de las grandes potencias. La disciplina, la reincidencia en las mismas falencias y el cuidado de la pelota parecen ser las urgencias más sustanciales que deben ser atendidas.

"La base del trabajo está, pero los resultados no se daban. Esto nos da mucho ánimo para lo que viene, sabiendo que vamos por el buen camino, respecto del trabajo que estamos haciendo", reflexionó el player Matías Orlando, titular en los tres enfrentamientos.

En el horizonte aparece el Rugby Championship. El 19 de agosto, los Pumas se medirá con los Springboks en Port Elizabeth, en tanto que una semana después volverán a cruzarse en Salta.

Luego, el conjunto albiceleste deberá afrontar una gira por Oceanía, donde visitará Nueva Zelanda y Australia. Seguidamente, vendrá a Buenos Aires y Mendoza para completar las seis fechas de la competencia.

Tags relacionados