U$D

LUNES 17/12/2018
Dólar Banco Nación
/
Merval

Por qué el futuro pasa por la prevención

El dicho "más vale prevenir que curar" cobra cada vez más fuerza apalancado en la innovación. La medicina preventiva encuentra en la tecnología a uno de sus mejores aliados. Qué posibilidades genera esta situación para el sistema de salud argentino.

Por qué el futuro pasa por la prevención

La prevención toma un rol cada vez más preponderante en las prácticas médicas. Muchas enfermedades se pueden prevenir en gran medida siguiendo una acción focalizada en la detección temprana y tratamiento inmediato.

Según Linus Spatz, director de Inmunova, "para un sistema de salud, la prevención sería algo así como un estadío ideal de inicio de cualquier programa. Y esa prevención genera ahorro". Mariana Piccolo, coordinadora Médica de Programas Especiales de Grupo Omint, expresa: "El aumento en la expectativa de vida, asociado a los cambios en el estilo de vida, determina un enorme impacto en la salud poblacional. Las enfermedades no trasmisibles (obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares y oncológicas, entre otras), se trasformaron en las nuevas epidemias. La mala alimentación, el sedentarismo y el estrés forman parte de la vida cotidiana, por lo que el desarrollo de políticas de prevención dirigidas a hacer frente a este contexto resultan un desafío.

Según Diego Lozano, Global Head, Digital Platforms de gA, "al hablar de medicina tenemos que tener en cuenta que no solo estamos hablando de médicos y pacientes: hablamos de equipamiento, prótesis, insumos, infraestructura, medicamentos, hábitos de los pacientes, obras sociales y prepagas. Por eso, afirma, "para la prevención ya no alcanzará con extremar las medidas de cuidado, realizar campañas de concientización para reducir factores de riesgo y promover hábitos saludables. Esto debe ser combinado y complementado con datos: los modelos de datos y estadísticas disponibles nos permiten generar información de valor que multiplican la eficacia de los diagnósticos y de los nuevos tratamientos".

Carlos Emilio Álvarez, CEO del Cono Sur para Philips América latina, expresa: "Tenemos como objetivo mejorar la vida de 3000 millones de personas para 2025 y la forma de lograr este objetivo es trabajar la atención integral de la salud, que comienza con la prevención y el diagnóstico y alcanza el tratamiento y la recuperación de la salud. Desde Philips desarrollamos tecnologías interconectadas porque son una oportunidad para la prevención". Uno de los productos clave de la marca es Lumify, un equipo de ultrasonido (ecógrafo) que consta de un transductor que se conecta a un smartphone o tablet. Esta característica lo hace portable pudiendo estar siempre disponible donde la situación del paciente lo requiera y, a la vez, comunicar al profesional de la salud en ese lugar con un especialista de manera remota.

Aliados indiscutibles

La existencia de wearables y aplicaciones móviles ayuda a monitorizar hábitos y otras variables de nuestra salud. Como dato, ya existen más de 160.000 aplicaciones de salud en la Play Store de Google y la tienda de apps de Apple. Aplicaciones para conocer cuáles son los síntomas de un infarto, qué riesgo tenemos de sufrir uno en base a distintos factores y cómo reaccionar en los primeros minutos o aquellas para pacientes diabéticos que les permite llevar un registro de su dieta y ajustar la insulina que necesitan en función de lo que comieron.

Eduardo Cioppi, miembro del Comité de Dirección de Mabxience, entiende que "la tecnología representa el puente al futuro para la medicina y el desarrollo de nuevos productos".

Combinando datos con tecnología, se pueden construir soluciones. Patricio Díaz Panizza, socio de Quales, explica: "Al manejar grandes volúmenes de información de las atenciones médicas, diagnósticos, virus o enfermedades, historias clínicas, evoluciones o reacciones adversas en pacientes, podemos determinar el comportamiento de los pacientes indicando el tratamiento más adecuado que deba considerar el médico".

Javier Minsky, CEO de Virtualmind, destaca que la prevención significa ser activos antes que reactivos y en este camino la tecnología cobra un rol importante. Los actores de la medicina están viviendo esta transición con la aparición de nuevos sistemas que van a cambiar el modo de prevenir, diagnosticar y tratar enfermedades".

El impacto de la transformación digital en el ámbito de la salud es y será disruptivo. Alejandro Bianchi, presidente de Liveware Ingeniería de Software, dice: Este nuevo paradigma de promover la tecnología a su servicio es esencial en los aspectos preventivos, porque es el medio por el cual tanto la persona como su entorno familiar y clínico tiene acceso a sus antecedentes genealógicos y clínicos, pudiendo ayudar a prevenir. Las implementaciones tecnológicas cambiarán de manera radical lo que hoy entendemos por un sistema de salud", asegura Calderi González, líder de Proyecto en Liveware. La digitalización se instala para revolucionar la salud, optimizando procesos, sistemas de atención, registros y fichas médicas. Incluso, permitiendo avances en telemedicina.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés