Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

U$D

SBS FONDOS
DÓLAR
/
MERVAL

Más allá de los mitos: qué barreras deben superar los emprendedores en Argentina

En el universo de los innovadores no todos los inconvenientes  se reduce a la falta de inversiones. La presión impositiva y la visión de conjunto son sólo algunos de los otros temas claves que hay que afrontar.

Más allá de los mitos: qué barreras deben superar los emprendedores en Argentina

La Argentina encabeza la lista de países latinoamericanos con startups tecnológicas que se transformaron en empresas exitosas. No hay muchos unicornios lejos de Silicon Valley y cuatro de ellos nacieron en estas tierras. Mercado Libre, Globant, OLX y Despegar son muchas veces mencionados como los ejemplos del talento local y como íconos de una supuesta "ola emprendedora". Pero quienes comienzan un proyecto pronto se dan cuenta de que no basta con tener las habilidades adecuadas o un don innato.

En el país, el porcentaje de la población que cree que tiene las habilidades y el conocimiento necesario para embarcarse en un emprendimiento alcanzaba el 61,6% en 2016, según los últimos datos que maneja el Global Entrepreneurship Monitor. Sin embargo, la proporción de quienes creen que realmente existen oportunidades para hacerlo en el lugar en el que viven era del 44,2%.

Quienes finalmente se animan, encuentran con un entorno muy poco amigable para los negocios: la Argentina se encuentra en el puesto 117 en el ranking Doing Business que elabora el Banco Mundial en base a 190 países y que revela el ambiente para hacer negocios en el país. Es decir, de mitad de tabla para abajo. Con todo, dos tercios de los emprendedores locales están motivados por la oportunidad y no por necesidad.

Las ganas de hacerlo

"Hoy en día, para emprender en el país, se necesita muchísima perseverancia y resiliencia y muchísima pasión. Los comienzos no son fáciles y el contexto hace que se haga difícil", sostiene Ezequiel Calcarami, presidente de la Asociación de Emprendedores de Argentina (ASEA).

Con él coincide Nadia Javkin, una ingeniera industrial que hace más de dos años fundó, junto a su socia Melanie Wolman, The Food Market, un marketplace para comprar alimentos directamente a pequeños y medianos productores. "Hay que tener mucha pasión, un motor mucho más allá del dinero. Solo por plata no llega nadie, porque es una lucha constante y un esfuerzo constante. Hay que tener un deseo más grande que una remuneración económica", explica a Innovación.

Para Javkin, también, la determinación y la perseverancia son dos de las principales cualidades necesarias para comenzar un emprendimiento. "Hay muchas limitaciones por donde se lo mire y creo que hay que tener mucha convicción de que lo que uno hace va a funcionar y a generar un cambio en el ecosistema en el que vivimos", comenta.

Más allá de las ganas de comenzar un proyecto, para Rodrigo Benzaquen de NubeliU también es esencial un equipo bueno y multidisciplinario. Su propia experiencia como emprendedor comenzó en 2014 rodeado de quienes habían sido sus compañeros de años en Mercado Libre. Con ellos creó esta startup enfocada en servicios Cloud que recientemente formó una alianza con Logicalis, una empresa IT de caracter internacional. Por eso hace hincapié en la necesidad de generar un grupo de personas que puedan combinar muy bien lo que hacen.

Para Silvia Torres Carbonell, directora ejecutiva del Centro de Entrepreneurship del IAE Business School, también es fundamental "armar el mejor equipo posible" y reunir visiones complementarias sobre los problemas y las soluciones a desarrollar para encararlos. "El emprendedor no deben emprender solo ni en solitario", sintetiza.

Contra todo pronóstico

Aunque emprender sea difícil al principio, esas limitaciones dejan enseñanzas útiles para quienes atraviesan todo el proceso. "Eso hace que después, junto a la adaptación a cambios permanentes, los emprendedores que se forman acá sean muy valorados", afirma Calcarami. Dos de las principales características de los argentinos, añade, son el talento emprendedor y el capital humano, algo que vuelve a los locales como "referentes" y es el "gran activo en el balance". Pero con el espíritu y la capacitación no basta para desarrollarse de la mejor manera.

En ese sentido, para él, un caso como el de MercadoLibre muestra más bien un "sobreviviente" de todas las dificultades que atraviesan los emprendedores en la Argentina y que no todos logran superar. "La realidad es que lo que tenemos que hacer es mejorar el contexto para que la tasa de fracasos sea menor y más cantidad de empresas llegue al siguiente nivel", considera.

Para el Global Entrepreneurship Monitor, el principal inconveniente del ecosistema argentino está dado por la carga impositiva que tienen que afrontar los emprendedores locales. El mismo informe advierte que, en el contexto actual, los emprendedores también se enfrentan con una larga burocracia. Lo saben las fundadoras de The Food Market, que fueron una y otra vez a la dependencia de la AFIP hasta que lograron que el trámite saliera. "La persona que nos atendió nos dijo que nunca había visto dos personas tan felices de pagar impuestos", relata Javkin.

"Ahora se aprobaron un montón de leyes nuevas -señala Benzaquen-. Cuando empezamos no existían y todo era muy cuesta arriba. Lo tomamos con algo divertido, con ganas". Si lo podían hacer en Argentina, razonaban, exportarlo tenía que ser mucho más fácil.

Zona de largada

Para Santiago Bibiloni, cofundador de COR, la Argentina empieza 2018 "ampliamente más desarrollada en materia de emprendedurismo que hace cinco años". Las condiciones para desarrollar un buen ecosistema, analiza él, ahora están dadas en gran parte y hay que aprovecharlas.

Entre estas condiciones, él no solo enumera el trabajo de entidades privadas, sino también la Ley Pyme, el Fondo de Fondos y la Sociedad por Acciones Simplificadas creada por la ley de Emprendedores. También destaca el Plan 111 Mil, que busca formar en los próximos cuatro años a 100.000 programadores, 10.000 profesionales y 1.000 emprendedores. "Vamos por el buen camino y saberlo debe servir también como aliento porque esto es recién el comienzo", señala.

No es el único que ve la foto actual como la den comienzo. Por su parte, Torres Carbonell observa consolidado el ecosistema emprendedor argentino. Hay apoyo de organizaciones no gubernamentales, de aceleradoras, incubadoras y el Estado. Sin embargo, advierte: "Todavía falta madurar". Para lograrlo, cree que es necesario fomentar un modelo colaborativo y cuestiona los casos en los que hay varios emprendedores trabajando, por separado, en lo mismo. "Se promueve mucho lo micro y yo tengo mis dudas. Hay que armar alianzas", sugiere. También considera que es necesario "consolidar medidas económicas para lograr un país normal" y que los emprendedores también "miren al mundo como una oportunidad".

Bibiloni coincide. "La Argentina sigue siendo un mercado chico a atacar comercialmente para lograr hacer una gran empresa. El emprendedor argentino tiene que pensar en América latina como un solo mercado, o bien, en otros del mismo tamaño", indica.

En tanto, Javkin resalta organizaciones como Endeavor, porque considera que tienen "muy buenas propuestas para los emprendedores en todas las etapas". Además, destaca la existencia de espacios de coworking que también brindan opciones interesantes.

La tecnología, una de las fortalezas

El país tiene algunas ventajas, según reconoce el Global Entrepreneurship Development Institute. Entre ellas, la propia percepción de las habilidades y la formación superior para encarar los proyectos. En este aspecto, la Argentina supera el promedio mundial y de la región.

Para el informe más reciente, de 2017, otra de las fortalezas del país es el sector tecnológico. Llevado por los deseos de innovación, este segmento rápidamente absorbe desarrollos y mejoras. Para Calcarami, esto sucede porque actualmente la tecnología está presente en todos los ámbitos. "Ya no lo veo como un sector, sino que pasa a ser parte de todas las industrias. La veo muy bien a la Argentina en ese aspecto. Se vienen un montón de disrupciones. Tenemos que tratar de que se hagan acá y generar el contexto para que eso pase", concluye.

¿Y el financiamiento?

Si las inversiones no parecen concretarse para las empresas consolidadas, mucho menos lo hacen para las que recién dan sus primeros pasos. "Es muy difícil invertir en startups en la Argentina. Los fondos no conocen, están lejos, no entienden cómo funciona el país", reconoce Benzaquen.

En ASEA también observan que el acceso a financiamiento para los proyectos todavía es insuficiente. Desde la institución, consideran que no hay un desarrollo ni un fomento adecuado para que en la Argentina todo el talento pueda recibir capital. "No conozco ningún emprendedor en el país que haya recibido un crédito de los bancos, a menos que ya esté muy avanzado", asegura Calcarami.

Bibiloni compara con lo que sucede en Silicon Valley, donde "cualquier persona es inversor ángel y muchos ya hicieron grandes empresas de internet y felizmente comparten sus aciertos y fracasos". En nuestro país, en cambio, "empresas B2B SaaS que sean de alta referencia aún hay muy pocas", puntualizó. Lo mismo sucede con los fondos de inversión enfocados en esta clase de organizaciones y personas de ventas especializada en este tipo de negocios.

Torres Carbonell es más optimista. Para ella, las inversiones van a llegar más pronto. "Hay muchos fondos ángeles que están mirando con interés a los emprendedores argentinos. Hay muchos fondos que por años no miraron a Argentina. Hoy están y los consideran con mucho detenimiento", afirma.

Más notas de tu interés

Comentarios3
Daniel Garcia Chavez
Daniel Garcia Chavez 21/01/2018 03:23:40

lo unico con lo que se debe lidiar, es con este gobierno, corrupto y ladron !!.

Veronica Cortez
Veronica Cortez 20/01/2018 09:20:15

El vocable tendria que ser en Argentina es re DURISMO EMPRENDER. Te ponen de ejemplo a 4 empresas como ejemplo del talento local. Es como hablarle a las inferiores de futbol, y poner de ejemplo a Messi. cada cuanto sale uno asi.

Juan Armendaris Conforte
Juan Armendaris Conforte 16/01/2018 08:55:01

El que encuentre el vocablo EMPRENDEDURISMO en el dicionario de la Real Academia Española, se hara acreedor a un viaje a Madrid y estadia por una semna