U$D

DÓLAR
/
MERVAL

Municipios (y la tecnología) contra el delito

Cámaras, drones y detección de patentes son algunas de las herramientas que se suman en las estrategias de seguridad local. La experiencia de las comunas y las cifras sobre el flagelo de la inseguridad.

Municipios (y la tecnología) contra el delito

Si se toman las cifras que se desprenden de la última Encuesta Nacional de Victimización (ENV) que elaboró el Indec respecto de 2016, basta con observar los resultados en la categoría de "percepción de la seguridad". Es que, en relación a esto, el 85,1% de la población del país considera la inseguridad en su ciudad de residencia como un problema "bastante o muy grave". De todas formas, no se trata de algo que se reduzca simplemente a la percepción de los ciudadanos. Aunque, según el Ministerio de Seguridad nacional, la tasa total de los hechos delictivos disminuyó un 6% entre 2015 y 2016 -pasó de 3636 hechos por 100.000 habitantes a 3434-, los números se mantienen elevados y responden a un sistema que, probablemente, tenga un largo camino por recorrer.

 

A su vez, la ENV divide a los delitos en: contra el hogar y contra la persona. En el segundo caso, discrimina entre los hechos violentos -el robo con violencia, la agresión física, la amenaza y la ofensa sexual- y los no violentos -el hurto personal, la estafa o fraude, el fraude bancario y el pedido de coimas de parte de agentes estatales. En 2016, el 19,9% de las personas mayores de 18 años fue víctima de al menos uno de ellos.

A su vez, el informe definió los espacios en los que acontecieron los delitos en dos: la vía pública -calle, transporte público, plaza o parque, ruta- y otros lugares - trabajo, institución educativa, mercado, supermercado, centro comercial, banco, cajero automático, cancha, restaurante, bar o boliche.

En ese sentido, el 78,1% de los delitos señalados a nivel nacional, siempre según la misma encuesta, sucedieron en la vía pública. En tanto, es un desafío de las fuerzas de seguridad municipales, provinciales y nacionales el de disminuir estas cifras y lograr mejores resultados a través de la instalación de nuevas tecnologías e iniciativas para atacar el fenómeno de la inseguridad. El Cronista las resumen en cinco claves:

Mirá también

El impensado potencial del subsuelo urbano

Aprovechar la energía que se genera en la infraestructura debajo de las ciudades y, de este modo, construir un modelo energético más autónomo, limpio y sostenible en su territorio, tal es el objetivo de la asociación Madrid Subterra. Las claves.

 

1 Botones anti-pánico y centros telefónicos

Son cada vez más los municipios que instalan este tipo de tecnología para mantener a sus residentes conectados, de manera más directa, con el ente estatal. Por ejemplo, En Almirante Brown existe una aplicación para el celular que se llama "Alerta Brown" e incluye un botón de pánico. Desde el municipio dicen a El Cronista que "la totalidad de los casos de violencia de género" cuentan con uno y que ya hay más de 10.000 ciudadanos que descargaron el sistema. Por otra parte, el secretario de Seguridad de Vicente López, Santiago Espeleta, cuenta que tienen cuatro tipos de alarmas: vecinales, para víctimas de violencia de género, botones de pánico en establecimientos públicos, y botones de pánico particulares. Además, señala: "Todos los vehículos municipales disponen de un dispositivo de rastreo y un botón de pánico por lo que todos los móviles municipales se encuentran geolocalizados. Esto permite realizar controles de patrullaje y medir el tiempo de respuesta ante las emergencias".

En Tigre, su intendente, Julio Zamora, menciona el "Alerta Tigre Global". "Cualquier vecino inscripto en el sistema puede enviar una alerta silenciosa al COT a través de diversos botones anti-pánico instalados en sus viviendas o comercios, en escuelas y en el transporte público, o mediante aplicaciones desarrolladas para teléfonos celulares, mensajes de texto SMS o redes sociales", dice. Cuentan con más de 70.000 vecinos adheridos.

Si de tecnología y de comunicación directa con el Estado se trata, en Almirante Brown se creó el 0800 DROGA para que los vecinos puedan denunciar puntos de venta de estupefacientes elevándose dichas denuncias directamente a la Justicia, sin pasar por la Policía. En esa línea, se creó durante 2017 en Vicente López el 109, un número para la atención de emergencias que se opera desde el Centro de Monitoreo Urbano. Allí, se pueden hacer desde denuncias anónimas hasta solicitudes en casos de emergencia.

El secretario de Prevención Ciudadana de San Isidro, Federico J. Suñer, hace alusión a que en el municipio trabajan con teléfonos celulares conectados a la base de datos del Sistema Federal de Comunicaciones Policiales (Sifcop), dependiente del Ministerio de Seguridad Nacional, que funciona para identificación online inequívoca -con foto y datos personales- en operativos aleatorios y sorpresivos en la vía pública desarrollados por la patrulla municipal.

 

2 Cámaras de seguridad

Se trata de una de las tecnologías más conocidas para la detección del delito. En Tigre, por ejemplo, implementaron un Sistema de Protección Ciudadana en el que instalaron más de 1.500 cámaras de video vigilancia en toda la extensión del partido.

Por su parte, en Vicente López cuentan con alrededor de 1.200 cámaras de video vigilancia en la vía pública. "Gran parte de estas cámaras disponen de tecnología de alta definición, amplios rangos dinámicos y herramientas para que en las peores condiciones se pueda identificar de la mejor manera lo que está sucediendo. Además estas cámaras cuentan con procesadores internos y la posibilidad de aplicar diferentes analíticas", dice el secretario de Seguridad del municipio. Hasta ahora, los partidos mencionados tienen aproximadamente la misma cantidad de cámaras. Desde San Isidro, por ejemplo, hablan de "más de 1.400, conectadas por fibra óptica y monitoreadas en tiempo real las 24 hs. los 365 días del año, en el Centro de Operaciones Municipal (COM)".

Según manifiestan desde Almirante Brown, hace dos años solo tenían 19 cámaras de seguridad en las 12 localidades del municipio y ahora se colocaron 300 -221 fijas, 52 domos y 25 cámaras .

 

3 Lectura de patentes

"Hemos desarrollado un sistema de Búsqueda con Cámaras de Dominios Robados (Bus.Ca.Do.R), que se compone de veinte cámaras digitales que controlan los accesos del municipio y permiten detectar el ingreso de vehículos con pedido de secuestro, gracias a un software de lectura de patentes en tiempo real", indica el intendente de Tigre, Zamora.

También utilizan un "moderno" sistema de reconocimiento facial, que actúa mediante cámaras fijas digitales instaladas en las terminales de transporte público y permite cotejar las imágenes obtenidas con rostros de personas sobre las que pesa algún pedido de captura o que están denunciadas como desaparecidas. En San Isidro hay lectores de patentes, exclusivos para seguridad, y que están ubicados en distintos puntos del partido, conectados a la base de datos instalada en el COM, en la que un alerta visual y sonora avisa cuando detecta un chapa patente con impedimento de circular emitido por la Justicia. La Secretaría de Seguridad de Vicente López está en proceso de implementación de analíticas para que cuando haya eventos relevantes se activen diferentes alarmas de manera automática. "Podemos configurar que cuando un vehículo pase superando la velocidad máxima por una cámara nos envíe una alerta", explica Espeleta.

A su vez, en Escobar, las lectoras de patentes ubicadas en las principales vías de acceso al distrito detectan un promedio de diez dominios vehiculares por semana con pedido de secuestro judicial activo.

El sistema, desarrollado para identificar y registrar los vehículos que ingresan y egresan del partido, se basa en el procesamiento digital de una imagen capturada de la parte delantera o trasera de los vehículos, a través de cámaras Inteligentes instaladas sobre las rutas provinciales 25 y 26 que envían la información al Centro de Monitoreo municipal de Garín. A seis meses de su instalación, en la Municipalidad aseguran que su efectividad “es total y el 100% de los vehículos detectados en infracción son puestos a disposición de la Justicia”.

 

4 Patrullaje

Si bien no se trata de una tecnología en sí misma, es un procedimiento de seguridad que cuenta cada vez más con elementos tecnológicos que optimizan el trabajo. En Vicente López todos los vehículos municipales disponen de un dispositivo de rastreo y un botón de pánico por lo que todos los móviles municipales se encuentran geolocalizados. Esto permite realizar controles de patrullaje y medir el tiempo de respuesta ante las emergencias. Además, allí todos los móviles cuentan con cámara interno/externa para monitorear la actividad de las patrullas y los correctos procedimientos. En Tigre, a partir de un sistema satelital, desarrollaron una plataforma de monitoreo de patrullas que tiene como objetivo el control en tiempo real del mapa de cuadrículas, la carga de incidentes, la visualización del mapa del delito y el comportamiento de la flota de móviles policiales. "Esto nos permite mejorar la asignación de unidades y zonas y optimizar la elección de rutas", dice Zamora.

 

5 Drones

De los municipios consultados, Tigre fue el que mencionó el uso de drones. "Contamos con vehículos aéreos no tripulados que realizan sobrevuelos de control y tienen múltiples aplicaciones en la seguridad pública", dice su intendente. Para la flota de drones, progresivamente incorporarán cámaras térmicas que detectan las fuentes de calor y permiten un "desempeño óptimo" del personal de bomberos y las fuerzas de seguridad en ocasión de grandes incendios y accidentes nocturnos.

Qué piensan de las instituciones

Según la ENV, de las principales instituciones del sistema de seguridad y justicia, la Gendarmería Nacional cuenta con el mayor nivel de reconocimiento y de confiabilidad entre la población: fue identificada por el 85,6% y un 66,9% de ellos la consideran confiable o muy confiable. A su vez, el nivel de identificación de las policías provinciales es casi total en las 24 jurisdicciones.

El delito en San Isidro

San Isidro fue el único consultado que se animó a dar cifras sobre su evolución en seguridad. El resto prefirió atenerse a las publicadas por los entes nacionales. Sin embargo, Suñer comenta: "Los índices demuestran una tendencia a la baja de los delitos en San Isidro, desde el año 2008 a fines de 2017". Por ejemplo, el robo automotor disminuyó en un 72%, los homicidios 78%, y los asaltos 65%. "No obstante hay picos estacionales y/o puntuales que ocurren, lo que genera modificaciones en las pautas operativas" agrega el secretario de Prevención Ciudadana. Además, considera que el aporte de mayor cantidad de policías contribuirá a mejorar la seguridad.