Pioneros - Box Synergy

Llegar donde los servicios no llegan

Tres diseñadores industriales de Córdoba desarrollaron Proyecto SER, un dispositivo portátil que provee de agua potable, energía eléctrica y fuentes térmicas para cocción a comunidades que carecen de ellas.

En una escuela rural de Tulumba, al norte de la provincia de Córdoba, hay un maestro que todos los días se lleva las netbooks de sus alumnos para cargar las baterías en su casa, a unos 10 kilómetros. Los chicos no tienen cómo hacerlo: carecen de suministro eléctrico por red tanto en la escuela como en sus casas. Tampoco cuentan con agua potable. Cada vez que toman un té o hacen un guiso, usan agua turbia y cocinan con leña, asumiendo un grave riesgo para su salud.

Con algunas variaciones, esta es la realidad que enfrentan 4.600 escuelas argentinas. Un contundente diagnóstico que Gustavo Becker, Luciano Cecaloni y Franco Paez Lauricella,

tres diseñadores industriales de Córdoba, aplicaron para llevar adelante un emprendimiento con impacto social: construir un equipo portátil que provee de agua potable, energía eléctrica y fuentes térmicas para cocción a comunidades donde los servicios no llegan.

Pocos recursos, mucho valor

Proyecto SER tuvo su origen como tesis de grado de la Universidad Nacional de Córdoba. La propuesta institucional desafió a los entonces estudiantes a vincular el mundo académico al sector productivo mediante una iniciativa que aporte valor social. Luego de su graduación, dos años atrás, los diseñadores siguieron trabajando para trascender el andamiaje universitario y convertir la iniciativa en un emprendimiento viable.

"Nuestro objetivo es actuar en la etapa temprana de la educación, cuando el cerebro tiene el mayor crecimiento y necesita tener acceso al conocimiento para desarrollarse. Con energía, queremos acortar la brecha tecnológica y de conocimiento", dice Gustavo Becker, co-founder de Box Synergy, la firma creadora del proyecto.

El Sistema de Energía Rural (SER) ofrece electricidad para que los chicos puedan cargar las netbooks o los smartphones que usan para estudiar. Además de luz solar, utiliza sal, agua de lluvia y humedad nocturna para luego transformarlos en agua potable, energía eléctrica y fuentes térmicas para cocción.

Según detalla Becker, el dispositivo cuenta con paneles solares que pueden ser de 36, 100 o 150 watts y una batería. Asimismo, contiene un proceso de filtrado de agua (con arena y grava) que incluye una tecnología conocida como electrólisis de sal: por la acción de una corriente eléctrica, se separan moléculas de sal (NaCl) y agua, convirtiéndolas en el cloro que potabiliza el agua para su consumo. Esto implica el uso de sal de mesa común, un recurso disponible y de bajo costo para las comunidades.

SER tiene una vida útil de 15 años. Durante ese período, dice Becker, "el producto es capaz de entregar hasta 25.000 litros de agua, 5.500 cargas de smartphones y, aproximadamente, entre 10.000 y 15.000 infusiones calientes". También, contiene un termotanque de 15 litros, y capacidad de almacenaje para entre 30 y 35 litros de agua . "El sistema puede generar ciclos de consumo. La misma agua que consumís, por ejemplo, para lavar los platos, se vuelve a potabilizar", agrega el diseñador.

Si bien aún no están comercializando, Becker adelanta que están trabajando en convertir el dispositivo en un sistema inteligente: "Nuestra próxima meta es desarrollar una aplicación donde, a través de sensores, podamos mensurar la potabilización del agua, cuándo hay que cambiar un filtro, si la batería o un panel solar no funcionan. Y, por medio de ella, poder comunicárselo al ente que se dedique al mantenimiento".

Diseñar el negocio

Desarrollar un sistema complejo que al mismo tiempo posea una interfaz sencilla capaz de ser alimentada y reparada con elementos accesibles en el ámbito rural requiere de mucha ciencia e investigación. Pero encontrar la mejor forma de comercializarlo es otra cuestión. Para alcanzar sus objetivos, los emprendedores sumaron al equipo a dos MBA: el economista Rodrigo Durán y el contador Sebastián Tapia, quienes aportaron su expertise para delinear el negocio y detectar oportunidades de crecimiento.

Aunque se encuentran en una fase de prototipado, planean lanzarse al mercado a principios de 2018. A partir de la participación del concurso "Emprendé ConCiencia", pudieron hacer una prueba piloto en San José de Boquerón, Santiago del Estero, a fin de validar el producto y relacionarse con Fundación Invap para fortalecerse desde lo tecnológico. Hoy, incuban su proyecto en la Fundación Incubación de Empresas (FIDE) en la ciudad de Córdoba.

El modelo de negocio apunta a empresas, ONG o gobiernos con actividades off-grid y, al mismo tiempo, genera valor a través de una estrategia en la que, por cada tres Sistemas de Energía Rural vendidos, uno se dona a una escuela o comunidad necesitada. "Para 2018, planificamos desarrollar una plataforma web que nos permita vincular empresas que quieran hacer RSE, ser partners o aliados, y cuyas inversiones se destinen a la Comunidad Científica Tecnológica Global, para que puedan seguir mejorando el funcionamiento de SER", proyecta Becker.

Respecto del modo de financiación, los emprendedores comenzaron con un capital inicial de $ 300.000 destinado a la fabricación del prototipo, poner una oficina y servicios relativos al proyecto. En su corta vida han sabido cobrar notoriedad con numerosos premios y distinciones: ganadores de la competencia Naves, del IAE Business School y Banco Macro; Emprendimiento Destacado de la Fundación E+E; segundo ganador Naves Córdoba; beca para participar en la Web Summit 2017 (Portugal); mención al proyecto sustentable Proesus en Naves Nacional (IAE Business School y Ministerio de Ambiente nacional); finalista "Emprendimientos Innovadores" 2017 de Banco Nación y Empretec; y ganador ETEC "Emprendedores Tecnológicos" 2017 (MINCyT Nación); entre otros.

Paralelamente, Box Synergy trabaja en otra unidad de negocios enfocada a deportes outdoor de alta performance, en la que desarrollan una línea de cargadores solares y termoeléctricos. "Son cargadores 24/7. Esto quiere decir que podés generar energía durante todo el día. De día con luz solar y de noche con el calor del fuego", detalla Becker, mientras estima que para mediados de 2018 harán su lanzamiento a través de la plataforma de crowdfunding Indiegogo.

Además, el equipo cuenta con una red de contactos y aliados estratégicos en China, los Estados Unidos y Emiratos Árabes Unidos, que les permitiría llegar al mundo en poco tiempo. Producto de estas conexiones, ya han viajado a Dubái, para participar de la competencia internacional Living Talent en diciembre pasado.

 

Tags relacionados

Más de OpenGolf