Las marcas abren sus puertas

Más empresas invitan a los consumidores a mostrar sus procesos productivos. Buscan generar experiencias, desterrar mitos y mostrar las personas que hay detrás de las fábricas.

Experimento, luego existo", una frase que los profesionales del marketing ponen en boca de los consumidores y han comenzado a tomar en serio. El escepticismo del consumidor frente a las ofertas tentadoras pero carentes de emoción, fórmula incuestionablemente eficaz en el pasado, ha demostrado que, transitar el cambio hacia la fórmula H2H (Human to Human), saca lo mejor de las marcas y forja vínculos más genuinos con sus clientes. Las siguientes experiencias hablan por sí solas.

Posco, la marca nacional de zapatos de diseño conocida por ser la elegida por el presidente Mauricio Macri, convocó a sus clientes (y también a vecinos, transeúntes y curiosos) a experimentar en vivo el proceso de producción de su calzado bajo el lema #PoscoEnLaVereda. Según comentó el equipo a El Cronista, el objetivo de esta campaña es "transmitir la experiencia, valores y objetivos de la empresa", así como también promover un espacio de compra consciente, donde el usuario interactúa con la marca que consume. Es notable observar que se asemeja al comportamiento natural que se aprecia en las ferias de artesanos, donde el fabricante trabaja "a cielo abierto" e interactúa al mismo tiempo con los interesados.

Mientras tanto, algunos gigantes se arrodillan para buscar aquello que no encuentran en las nubes. Se trata de grandes empresas que acondicionan "sus casas" para acoger lo que podría denominarse turismo de fábrica. No hace mucho McDonald's casi lo tuvo que hacer a la fuerza con el objetivo de desmentir todos los temas relacionados al proceso de producción de sus hamburguesas. Creadictos publicó una lista de 11 fábricas "que debes visitar antes de morir". Entre ellas están Heineken, Lego, Jack Daniels, Harley Davidson, Gibson y Volkswagen.

Entre estas empresas está la fabricante de los famosos aviones Boeing, que ofrece un tour de unos 90 minutos por lo que es considerado "el edificio más grande del mundo por su volumen", donde trabajan más de 400.000 empleados a 50 km de Seattle.

O qué tal un paseo por la fábrica de Coca-Cola, en Atlanta, para conocer la simbólica bóveda donde guardan su fórmula secreta y un recorrido histórico en salas de cine en 4D.

 

Tags relacionados

Noticias del día