U$D

DOMINGO 20/01/2019
Dólar B.Nación
/
Merval
Riesgo País
690 / 0.15

Las certezas y dudas tras el encuentro entre líderes

Distintos analistas abordaron el desarrollo de la cumbre que se llevó adelante el fin de semana. Cuáles son sus observaciones y pronósticos.

Las certezas y dudas tras el encuentro entre líderes

Con la presidencia ya en manos de Japón, país sede de la próxima edición del foro internacional, la 13ª Cumbre del G20, y la primera en tierras sudamericanas, se desarrolló en una Buenos Aires híper custodiada, en un fin de semana que prácticamente no contó con actividades. Entre líderes políticos y sus comitivas, los ocho mil asistentes de las principales potencias y países miembro captaron la atención de los medios del mundo. Ausente con aviso, el presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, fue, quizás, una de las figuras que estuvo en el centro de las conversaciones.

Gracias al despliegue de 22.000 efectivos de seguridad, la delimitación del perímetro de 12 kilómetros y la elección estratégica de las locaciones, la cumbre se hizo acorde a lo estipulado. Para un primer análisi, El Cronista dialogó con referentes de distintas disciplinas. Esas primeras lecturas van desde el optimismo por lo que puede significar para el país hasta las dudas más inquietantes.

Sobre el liderazgo y presidencia argentina del bloque, el analista internacional Jorge Castro señaló que solo puede medirse "en términos de anfitrión o país sede", ya que existen diferencias ineludibles que separan a la Argentina de Estados Unidos, el Reino Unido y la Unión Europea. De las reuniones bilaterales que mantuvo Mauricio Macri con sus pares, se destaca el encuentro con la primera ministro británica Theresa May. Allí, ambos anunciaron el nuevo vuelo a las Islas Malvinas desde el aeropuerto de Córdoba. También las reuniones que mantuvo Macri con el primer ministro japonés, Shinzo Abe, y con el presidente ruso, Vladimir Putin. Pero más allá de los encuentros y actividades que tuvieron lugar en Costa Salguero, el Museo de Arte Latinoamericano (Malba) y el Teatro Colón, hubo casos cuyas visitas excedieron con creces el marco de la Cumbre. "Tanto los presidentes Donald Trump como Xi Jinping transformaron su participación en visitas de estado", aseguró Castro sobre las dos potencias que mantienen una disputa comercial y una puja arancelaria entre sí.

Tras el decreto que convirtió el viernes en feriado, los cortes de calle y la suspensión del servicio de subtes y trenes, la Ciudad había quedado paralizada a los efectos del encuentro internacional. Los incidentes durante la sanción del Presupuesto 2019, los explosivos en la tumba de Ramón Falcón y en la casa del juez federal Claudio Bonadio, el paquete que obligó la evacuación del Anexo del Senado y los incidentes en el Monumental fueron la antesala de lo que la Casa Rosada buscó evitar. Con Patricia Bullrich a la cabeza, el Gobierno no dejó ningún aspecto de la seguridad librado al azar.

"Declarar el feriado (del viernes 30) es una medida que el Gobierno tomó para evitar mayores problemas, algo inédito en otros países. No lo recuerdo en las ediciones anteriores", aseguró la presidente del Centro para la Apertura y el Desarrollo para América Latina (Cadal), Sybil Rhodes. Sobre el rol que desarrollaron las fuerzas de seguridad locales y los dispositivos de los países que participaron de la reunión, Rhodes destacó un aspecto positivo y advirtió sobre algunos espejos en donde mejor no mirarse. "Nutrirse del profesionalismo de las potencias es algo que pueden haber hechos los efectivos argentinos. La capacitación siempre es positiva. Sin embargo, hay varios países súper autoritarios que encaran la seguridad interior de forma muy diferente a la Argentina, y no es adecuado copiar sus modelos", dijo la especialista en relaciones internacionales y política comparada.

Para lograr el objetivo de bajar la inflación, que superará el 40% este año, y mantener el dólar dentro de las bandas de flotación, el Gobierno busca valerse de la ayuda exterior y de las anunciadas inversiones de la comunidad internacional. La cumbre fue oportuna para mostrar las potencialidades de la Argentina, pero la concreción de esos desembolsos no dependen solo de la predisposición nacional. "No es mucho lo que Argentina pudo haber realizado mejor hasta el momento. En fijar temas de agenda ha tenido un rol eficaz, aunque limitado por las circunstancias, influidas por el conflicto entre Trump por un lado y Europa y las potencias emergentes por otro. En la preparación de consensos, se enfrentó a la misma limitación", sostuvo Rosendo Fraga, director del Centro de Estudios Unión para la Nueva Mayoría. Prudente, Fraga dijo que, en función de los consensos alcanzados, recién en los próximos meses se podrá analizar de qué manera resultó el funcionamiento del encuentro.

Los migrantes es quizás el mayor desafío internacional. Honduras, México y países africanos son solo ejemplos. A nivel regional, los problemas humanitarios también se hicieron sentir en la cumbre. "El G20 fue una buena ocasión para estimular la cooperación en la región, especialmente en estos tiempos de crisis en Venezuela, la suspensión (de las participaciones de países) en la Unasur y la expectativa que representan las políticas que aplicará Bolsonaro en Brasil", enumeró Rhodes.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés