Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

La palabra de los hacedores

Entre la adjudicación y la puesta en marcha, los contratiempos que enfrentan las firmas del rubro.

La palabra de los hacedores

Ya lo dice el refrán, "del dicho al hecho hay un largo trecho", y bien puede aplicar para la realidad que afrontan los adjudicatarios del RenovAr. En el evento del GWEC hubo espacio para quienes ya están ejecutando obras, en el marco del plan que busca aumentar el factor renovable en la matriz nacional.

"Cuándo, cuánto y dónde se asignarán los nuevos megavatios año a año, incluyendo las obras en redes de trasmisión, representa información vital para planear lo que sigue", expuso Fernando Carbel, presidente de Arauco Wind Farm, firma que tiene en carpeta obras por u$s 360 millones en 24 meses y, a partir de febrero, aportará nuevos 250 MW eólicos al Sistema Interconectado Nacional. "Logramos integrar 85% de componentes locales. No es sencillo, pero se puede, ya que hay más de 30 empresas que desarrollan componentes para parques eólicos".

Para Walter Lanosa, CEO de Genneia, entre las dificultades de haber empezado primero, está el comerse las primeras cachetadas de la realidad. "Al ser un país federal, hay problemas que surgen en distintos niveles gubernamentales, por lo cual es importante mantener a todos en aviso sobre los pasos que vamos dando. Tanto las autoridades como la comunidad deben estar informados para evitar retrasos en los traslados y montaje de equipos", advirtió. La firma que lidera lleva adelante unos 450 MW eólicos. "Tenemos todo listo para presentar propuestas por otros 500 MW en el RenovAr 2".

De aquí y de allá

"Es interesante lo que está pasando, pero los desafíos son crecientes, ya que no solo debe nacer y crecer, sino que debe mantenerse", enfatizó Jorge Lobatón de la Guardia, Managing director en México y América latina de Siemens Gamesa. Fruto de una alianza que refleja su nombre, esta compañía trabaja a la par de Arauco Wind Farm en las obras ya ejecutadas y los nuevos desarrollos. "Hay dificultades tanto en los puertos como en las carreteras, pero creemos que esos cuellos de botella se irán resolviendo", vaticinó.

A su turno, Andrés Gismondi, director de Ventas para Cono Sur de Vestas, dijo que, a diferencia de otras veces, el volumen de negocios hace que se piensen en estructuras permanentes. Y alertó: "Una limitante que debe saldarse es el número de grúas disponibles en el país".

Otra firma que abrió oficinas en el país es Nordex Group, que participa de dos proyectos que suman 145 MW. Su director de Ventas para América latina, Marcos Cardaci, confesó estar orgulloso por el veloz desempeño del mercado local en los últimos dos años.

"El potencial desarrollo de una industria local es vital porque traer torres desde el exterior significa transportar aire y eso es muy costoso", se lamentó Lucas Troitino, Technical manager de Envision, de reciente arribo al país.