Estados Unidos en el sendero hacia el abismo

Tras las elecciones en Estados Unidos, las "conversaciones felices" en torno al abismo fiscal estadounidense llegaron oficialmente a su fin. Nadie esperaba que duraran demasiado porque los dos partidos siguen tan alejados como siempre. Si bien la mayoría espera para antes del 31 de diciembre un acuerdo que impida una contracción fiscal automática de u$s 500.000 millones, las probabilidades están disminuyendo.
La semana pasada, los republicanos describieron la propuesta inicial de Barack Obama como "un choque con la realidad". El viernes, el presidente reiteró que no habrá acuerdo posible sin mayores impuestos para el 2% de la población más adinerada. Ningún cambio de opinión.
Con las apuestas así de altas, y una recesión en 2013 como resultado, es sumamente importante esquivar el precipicio con comodidad dentro del cronograma. Hay dos razones que explican porqué una resolución oportuna beneficia poderosamente tanto a los republicanos como a Obama. Primero, cuando ninguno de los dos bandos no quiere ceder, las cosas a veces salen mal y los daños pueden ser enormes. La desaceleración que se produjo mientras se discutía el tope del endeudamiento en agosto de 2011 no culminó en un default. Pero Estados Unidos no obstante perdió su calificación crediticia triple A. En aquel entonces, como ahora, los mercados estuvieron nerviosos mayormente por el riesgo político estadounidense (la capacidad de Washington de infligir un daño en su economía). Aceptar un acuerdo a último momento no es la manera adecuada de calmar esos temores.
Segundo, otro diciembre comiéndonos las uñas malograría el clima para conversaciones mucho más abarcativas para llegar a un gran acuerdo en 2013. Sin lugar a dudas, cualquier convenio para evitar el abismo antes del 31 de diciembre debe trazar una hoja de ruta para la negociación de una reforma fiscal mayor el año próximo. Ambas partes también serán concientes de que cualquier concesión que hagan para impedir el precipicio fiscal podría desviar las conversaciones de 2013. Pero los republicanos deberían mantener el foco en la escena general. La semana pasada, Obama propuso un aumento de los ingresos fiscales por u$s 1,6 billones para la próxima década y u$s 400.000 millones en recortes a los programas sociales, principalmente Medicare. También propuso convertir en automáticos los aumentos al tope de la deuda soberana. Fue una propuesta inicial sólida. Los republicanos deben pensar mucho su respuesta.
Se supone que los republicanos podrían convencer a Obama para que acepte recortes más profundos en Medicare, o una reducción en el aumento de impuestos que propuso. Eso podría ser posible. Pero deberían recordar que Obama se quemó una vez antes (en agosto de 2011) después de ofrecer concesiones no correspondidas, y es poco probable que otra vez negocie de tan buen agrado. Aceptar un incremento menor de los impuestos a los más ricos sería un precio bajo que tiene que pagar para evitar el abismo fiscal y convocar a una negociación mayor para 2013.
Las encuestas indican que los republicanos tienen mucho más que perder que los demócratas con el abismo fiscal. Por lo tanto, tendrían mucho más que ganar si lo evitan.

Noticias del día

MERCADOS HOY

Dólar, dólar blue, acciones y bonos hoy lunes 28 de noviembre de 2022

Dólar, dólar blue, acciones y bonos hoy lunes 28 de noviembre de 2022
Todas las cotizaciones de dólar oficial, dólar blue, dólares alternativos, bonos y acciones del día de hoy. Qué pasa en los mercados y con el Merval. Todas las novedades de tasas, Cedears, plazos fijos y riesgo país. Además, las últimas noticias de la Fed y Wall Street.