Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Emoción, ¿sinónimo de venta?

Para los expertos en marketing o especialistas en publicidad, emoción es sinónimo de venta. Los esfuerzos en conmover y movilizar a cada target para afiliarse a un producto son permanentes. Ahora bien, ¿qué sucedería si un algoritmo tradujera las emociones en base a los comportamientos observados en las redes sociales? Según trascendió hace pocas semanas, la prensa australiana habría descubierto un estudio que Facebook estaba llevando a cabo en Nueva Zelanda y Australia con jóvenes para identificar aquellos momentos en que se sentían inseguros de sí mismos según su actividad en la red social. La polémica se plantea al reconocer que esta información puede llegar a ser utilizada fácilmente por la industria para cautivar a un público vulnerable y delicado, aunque Facebook haya negado esta intención alegando que la información se recopiló para que ayudar a las empresas a comprender de qué manera la gente se expresa en la red.