U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

El aumento del dólar y su impacto en la industria energética

La escalada que experimentó la moneda estadounidense en referencia al peso durante la semana en que los líderes energéticos se reunieron en San Carlos de Bariloche también fue uno de los temas de conversación. El traslado a precios, el principal inconveniente.

El aumento del dólar y su impacto en la industria energética

La devaluación del peso frente al dólar estadounidese es un tema que, en la semana de las reuniones energéticas del G20, mantuvo a más de un ejecutivo del rubro energético chequeando casi compulsivamente sus celulares. Y, dado el efecto que esto conlleva en la industria, no es para menos.

"Impacta en la capacidad que tenemos, como productores, de trasladar el precio en dólares al consumidor. Es difícil. No solo aumentó el tipo de cambio, también aumentó el precio del petróleo internacional. Además, impacta en la disponibilidad de equipos. Porque, cuando aumenta el precio del crudo en los Estados Unidos, te deja sin equipos para la Argentina o vienen equipos de segunda generación", explicó Gustavo Albrecht, Managing Director de Wintershall.

Y añadió: "La capacidad que tenemos para pasar el precio del gas al consumidor es un tema que no se debatió hoy (N.d.R.: en el Foro Latinoamericano de Energía del World Energy Council) que debería haber sido debatido. Hoy día, hay un debate muy grande respecto de eso. Mi precio es en dólares, porque mi inversión es en dólares. Como compañía extranjera, yo invierto en la Argentina en dólares y pretendo una renta en dólares. Es lógico, porque yo tengo opciones de inversión: invierto en Rusia, Alemania, los Estados Unidos, y son puestos que compiten. Somos compañías internacionales, el capital fluye y buscamos la mejor rentabilidad. Entonces, si tenemos ciertas limitaciones para hacer un pass through de un precio en dólares al consumidor, tenemos un problema. Tenemos que hablar de ese problema, y no se debatió hoy. Es un tema que debería estar en la agenda".

También Teófilo Lacroze, presidente de Shell Argentina, se refirió al efecto que la suba del dólar tiene sobre las operaciones. "Es súper crítico. Y el gran impacto es en el downstream", dijo.

"Nosotros venimos desde abril sin aumento. A fines de ese mes, hubo un acuerdo de industria para no ajustar precio por 60 días. Después, se hizo el ajuste de 3% en junio, más el aumento del ITC. Hay una expectativa hacer este 3% en julio. Ahora, desde que hicimos el aumento de junio, el tipo de cambio se devaluó más del 10%. Es muy crítico para los combustibles. Hay cuatro variables que inciden en su costo: precio del petróleo, tipo de cambio, biocombustibles e impuestos. Estos movimientos del tipo de cambio tan abruptos, básicamente, le sacan toda rentabilidad a nuestra operación del downstream, en la medida en que no podamos hacer el traslado a precios. Y hoy venimos muy atrasados. Pensá que el 2 de mayo de 2018 el tipo de cambio era 21,20", profundizó. "Está establecido el 3% de julio. Estas son conversaciones que no las podés extrapolar mucho en el tiempo, porque las premisas y su volatilidad son muy grandes. Tenemos que juntarnos para ver cómo salimos sin perder convergencia de mercado, que es importante para el sector energético. Pero cómo salimos de esta situación, que es crítica", completó.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar