Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

U$D

DÓLAR
/
MERVAL

Eduardo Costantini: "El emprendedor tiene que saber que van a abundar los no"

Eduardo Costantini:

Eduardo Costantini (41) es el hijo del empresario inmobiliario y financiero que creó el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (Malba) pero a esta altura de la soirée se ha hecho su propio nombre en el mundo de los negocios y el arte. Luego de recibir su título en Administración de empresas, fue durante varios años el director ejecutivo del museo, estuvo encargado durante cinco años de su departamento de cine y además produjo varias películas con su productora Costa Films (entre ellas Tropa de Elite, un reconocido largometraje brasileño que ganó el Oso de Oro en 2008). Además, es el cofundador de MUBI (junto al turco Efe Cakarel), un servicio de streaming que nació como red social, The Auteurs, que fue evolucionando hasta lo que es hoy: una plataforma VOD con un catálogo curado de 30 películas que se renueva todos los días todos los días donde cada filme dura 30 días en cartel. En ella han invertido empresarios argentinos reconocidos como Martín Varsavsky (creador de FON) y Alec Oxenford (cofundador de OLX y Letgo).

El foco actual del empresario argentino, que ha invertido en bienes raíces y que hoy vive en Nueva York, Estados Unidos, está puesto en Kabinett, una red social dedicada a las artes visuales con una curaduría detrás. En algunos medios de prensa la etiquetaron, de hecho, como la "anti-Instagram", y puede decirse que es a la red social propiedad de Mark Zuckerberg lo que MUBI a Netflix. Con todo este bagaje es que Costantini contesta las 3P de Innovación.

1_¿Cómo es emprender fuera del país, como vos lo hiciste con Mubi y Kabinett, cuando uno es argentino? ¿Hay más trabas?

2_¿Qué aprendiste de tus emprendimientos?

3_¿Qué es más difícil: tener la idea o encontrar fondos para llevarla a cabo?

1_Emprender es difícil en cualquier país, el emprendedor tiene que saber que van a abundar los no. La única forma de llevar adelante cualquier proyecto es a través de la perseverancia. Hay que tener muchas ganas y pasión para emprender.

2_Que pregunta difícil, aprendí muchas cosas... ¿Por dónde empezar? Tengo 41 años, he llevado adelante varios proyectos, en algunos me fue muy bien y en otros no, pero en todos aprendí algo. Algunos consejos: pensar en grande con los pies sobre la tierra, seguir tu instinto, buscar socios que aporten valor y tener un equipo de trabajo muy motivado.

Hay que pensar en una idea, producto o servicio que no existe y llévenlo adelante. Tienen la oportunidad de reinventar una industria global, su mercado es el mundo. Estamos viviendo el momento de mayor creatividad de la historia. A mí me apasiona todo lo relacionado al arte, el cine y la música. Tras cinco años como director ejecutivo del museo Malba y luego de iniciar malba.cine, me di cuenta no existía en el mundo una plataforma digital para encontrar el mejor cine del mundo, así empezó MUBI.

Una de las cosas que rescato fue haber podido conocer y nutrirme de grandes artistas, músicos, cineastas e innovadores, en muchos casos también muy buenas personas como Guillermo Arriaga, Chantal Akerman, Doug Aitken, David Lynch, Guillermo Kuitca, Diego Tuñon de Babasonicos, por nombrar algunos.

3_Cada 100 personas a las que les presenté una oportunidad de inversión, generalmente dos o tres dicen que sí. Es estadístico. Sin embargo, muchos proyectos que intenté llevar adelante no pudieron ser por no haber conseguido los fondos, esto me paso mucho en el cine. Por ejemplo: una vez compramos los derechos para filmar "Noticia de un secuestro" de Gabriel García Marquéz, le encargamos el guión a Aida Bortnik y nunca la pudimos filmar. Otro ejemplo es "El cisne negro", la película de Darren Aronofsky. Estuvimos muy cerca de ser los productores, se nos cayó el inversor y la perdimos. La película después ganó un Oscar.

 

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar