Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

U$D

DÓLAR
/
MERVAL

Bajar costos, la primera necesidad

El Managing Director de Wintershall analizó la situación presente y se abrió a un debate complejo: ¿el desarrollo de fuentes renovables en el país compite con Vaca Muerta?

Vaca Muerta concentra gran parte de las inversiones petroleras

Vaca Muerta concentra gran parte de las inversiones petroleras

El Foro Latinoamericano de Energía 2018, que organizó el World Energy Council (WEC) en el Hotel Cacique Inacaya de San Carlos de Bariloche, convocó a muchos representantes tanto del sector público como del privado del mundillo energético. Entre ellos, Gustavo Albrecht, Managing director de la firma alemana Wintershall, quien habló con El Cronista al concluir el evento.

- ¿Cuál es la mirada que hace de la realidad energética de la Argentina?

Yo rescato un comentario de hoy a la mañana, cuando hablábamos de transición y de la llegada de las renovables, los objetivos planteados para 2025 de tener un 20% en la matriz energética, en un contexto en el cual Vaca Muerta sigue siendo una promesa, pero no sabíamos realmente que tan grande era. Después de muchas inversiones, en piloto, que han sido muy favorables, creo que esa política podría ser revista en función de que Vaca Muerta tiene, hoy día, la capacidad para suministrar gas natural para las próximas décadas. Su producción y el reemplazo de líquidos con mayor producción de gas natural implica una reducción de dióxido de carbono. Y la Argentina, por más que sea irrelevante en la huella de carbono, contribuiría de esa forma a reducirla, porque el gas es el combustible más limpio que tenemos hoy.

- ¿Las energías renovables compiten con el gas?

Mirá también

El impensado potencial del subsuelo urbano

Aprovechar la energía que se genera en la infraestructura debajo de las ciudades y, de este modo, construir un modelo energético más autónomo, limpio y sostenible en su territorio, tal es el objetivo de la asociación Madrid Subterra. Las claves.

Cuando tenés un recurso infinito como es Vaca Muerta en gas, creo que la decisión pasa por ese lado. No hay dos soluciones para el problema que es el abastecimiento de energía de un país. Creo que si Vaca Muerta puede suplir todas las necesidades de energía de la Argentina, realmente sería inteligente dedicar la estrategia a hacer que ese recurso se valorice. Meter renovables, hoy día, con todo el potencial que hay en Vaca Muerta, probablemente genere cierto ruido en aquellos que estamos invirtiendo en Vaca Muerta en cuanto a lo que esperamos como demanda futura de gas.

Gustavo Albrecht

- No obstante, en la actualiIad, hay más incentivos para invertir en Vaca Muerta que en renovables. Al menos, en términos de subsidios de parte del Gobierno Nacional.

Las renovables tienen otros subsidios. Tienen ventajas fiscales, PPAs de largo plazo, en un contexto en el cual se discute que tan factible es el pass through al consumidos de los nuevos tipos de cambio. Si hoy tuviese un contrato en dólares, que sé que se va a pagar en dólares, es una ventaja importante también. Además, no todo el gas no convencional que se produce tiene subsidio del Gobierno. Hay un gas viejo que no lo percibe. Por otra parte, el subsidio tiene un precio decreciente (N.d.R.: u$s 7,5 el millón de BTU para 2018, u$s 7 para 2019, u$s 6,5 para 2020 y u$s 6 para 2021) y es corto en el tiempo, cuatro años. A partir de 2021, estamos sin subsidio. A los efectos prácticos, Vaca Muerta tiene un envión que nos da el Gobierno, que es bueno e inteligente hacerlo, pero, después, tenemos precio de mercado.

- ¿En este momento, la producción en Vaca Muerta sería viable sin este precio de referencia?

Sin el u$s 7,5, a precio de mercado, no. Claramente, no. Tiene un costo mucho más alto que en los Estados Unidos y también tenemos un problema de demanda, que requiere una estructura que sería difícil abastecer con gas tan caro como el de Vaca Muerta; significa abastecer ese pico de invierno. Sería muy difícil. El subsidio también apunta a compensar eso.

- ¿Qué necesita Vaca Muerta para su desarrollo?

Es multidimensional. Necesitamos bajar costos, sin duda. Hemos logrado ya buenos índices de producción y de recuperación por pozo. Necesitamos más firmas de servicios, infraestructura como para poder mover la cantidad de arena que sea propante al yacimiento. Esta mañana (N.d.R.: en su intervención en el foro del WEC), yo ponía como ejemplo a Bandurria. Con tres pozos nada más que hicimos que no es nada en lo que es un desarrollo de Vaca Muerta, movimos 500 toneladas de arena y 1000 de agua. Eso no puede ser viable si queremos un desarrollo en escala. El tren es fundamental, pero, si se lanza a fin de este año, verá la luz en tres años.

- ¿Con qué proyectos cuenta Wintershall en este momento en la Argentina?

Estamos en cuatro: dos operamos, dos no operamos. Los que operamos son Aguada Federal y Bandurria Norte. Ahí tenemos dos pilotos que están en producción. Uno ya tiene un año y medio. El segundo piloto lo pusimos en producción a fin de mayo, principio de junio; o sea que es reciente. Nuestra idea es testear esos dos pilotos el resto del año 2018 y trabajamos ya en paralelo en lo que es la definición de un desarrollo masivo de esos bloques, de uno o los dos, simultáneamente.

- ¿Planean participar en las licitaciones de offshore que fueron anunciadas recientemente?

Estamos viéndolo. Tenemos un equipo trabajando acá y en Alemania. Estamos viendo la potencialidad, estamos viendo un poco beneficio, costo y riesgo.

Y analizando si hay algo interesante para nosotros.

- ¿Qué conclusiones se lleva del encuentro del WEC?

Yo creo que el debate de la transición a renovables o un mayor porcentaje de renovables es válido. Y también es válido lo que dijo un colega, en la segunda sesión, de revisar los objetivos en base a lo promisorio que se ve Vaca Muerta. Por más que se dice que las renovables no compiten con Vaca Muerta, de alguna forma sí, porque es generación de electricidad y electricidad es uno de los segmentos más importantes para el gas, para el mercado nuestro. Con lo cual, sí hay una competencia. Esta sería una de las conclusiones.