U$D

SÁBADO 15/12/2018
Dólar Banco Nación
/
Merval

Así se vivió la primera edición de El Cronista Open Golf

El torneo contó con la participación de más de 100 ejecutivos de las principales compañías del país. Los desafíos de enfrentar una de las canchas más difíciles de la Argentina, diseñada por Jack Nicklaus.

Así se vivió la primera edición de El Cronista Open Golf

El jueves 16 de agosto fue, para muchos, un día más. Despertador. Desayuno. Tráfico. Oficina. Mails. Llamados. Reuniones. Cafés. Uno más de los 246 días laborales del año. Difícilmente lo recuerden así, sin embargo, los 103 empresarios y hombres de negocios que ese día dejaron de lado sus rutinas y se acercaron hasta Nordelta para participar de un exclusivo torneo de golf organizado por El Cronista Comercial.

La primera edición de "El Cronista Comercial Open Golf" comenzó cerca de las 10.30, con la llegada de los primeros ejecutivos al Nordelta Golf Club. Allí los esperaba no sólo una cálida y primaveral mañana de sol, sino también uno de los campos de golf más aclamados del país. Una cancha que además de su exclusividad -para jugar allí es preciso ser socio o ser invitado por un socio- presenta dos valiosos distintivos: fue diseñada por una leyenda de este deporte a nivel mundial como lo es el norteamericano Jack Nicklaus, y fue sede del Abierto de la República en tres oportunidades.

Las reglas del torneo

A medida que los ejecutivos fueron llegando y se registraron, se conformaron los 26 equipos que participarían del torneo. Allí se les recordó que el mismo se jugaría con salida simultánea -cada equipo comenzando a la misma hora desde un hoyo diferente- y bajo la modalidad "laguneada a mejor pelota". Es decir, un formato por el que cada equipo, conformado por cuatro jugadores, anota en cada hoyo el mejor score (menor cantidad de golpes) conseguido por uno de sus integrantes.

Hacia las 12.30, tras un breve precalentamiento en el driving y el putting green del lugar, los equipos se agruparon frente al Club House para escuchar un repaso de las principales reglas del torneo y las normas que rigen en el Nordelta Golf Club. A continuación, abordaron sus carritos eléctricos y se dirigieron a su respectivo hoyo de salida.

El torneo comenzó, finalmente, a las 12.45. Desde ese momento, y por espacio de casi cinco horas, los 103 participantes del certamen se enfrentaron a una de las canchas más difíciles de la Argentina. Conocieron de primera mano los escollos de los hoyos 2, 3, 6, 16 y 18 (los más difíciles de acuerdo a los organizadores del torneo), recorrieron la cancha y sus más de 7.200 yardas, caminaron sus fairways, lucharon para salir de los bunkers, y respiraron aliviados ante cada impacto que lograba evitar el agua.

Pero también aprovecharon para disfrutar de la cancha y de una jornada al aire libre. Conversaron sobre variados temas, se ayudaron a leer la caída de los greens, a medir la distancia hasta la bandera e incluso para elegir el palo indicado. Se felicitaron también ante un buen golpe y se divirtieron con aquellos que no salían de la manera esperada. Y no faltaron los chistes cuando alguna pelotita iba a parar al fondo de la laguna. "Se mojó un poco" o "ahí va Roger Waters" fueron algunos de ellos.

Al cierre

Hacia las 17.30, y a medida que fueron completando los 18 hoyos, los equipos comenzaron a acercarse hasta el Club House, donde los esperaba la ceremonia de entrega de premios en la que se distinguiría al equipo ganador, al que obtuvo el segundo puesto y a los cuatro mejores approach de la jornada. Pero también los esperaba allí un sorteo de estadías en lujosos hoteles de Salta y El Calafate, un cocktail y la posibilidad de compartir con los demás participantes su experiencia en el campo de golf en el que alguna vez se consagró campeón el cordobés Ángel Pato Cabrera.

Y así, entre porciones de pizza, pequeñas hamburguesas, cervezas y cafés, la noche comenzó a caer sobre Nordelta. Poco a poco, los sorteos, la entrega de premios y las charlas fueron quedando atrás y los ejecutivos comenzaron a emprender el regreso a casa. De esa manera fue culminando una jornada en la que, al menos por unas horas, más de un centenar de empresarios y hombres de negocios hicieron a un lado sus rutinas y disfrutaron de la primera edición de "El Cronista Comercial Open Golf".

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés