A pesar de fabricar en Uruguay, Chery pagó arancel para poder vender autos en la Argentina

La automotriz envió una carta al presidente José Mujica para que interceda ante el gobierno de Cristina Kirchner. Se queja de que debe abonar una tasa de 35% que rige para los vehículos que no son fabricados en los países del Mercosur

La automotriz Chery Socma retomó la producción industrial y a sus 300 trabajadores que estaban en seguro de paro, pese a que se mantienen las restricciones argentinas a la importación de vehículos locales que violan los convenios bilaterales entre ambos países.
La empresa, cuyas acciones se reparten entre el grupo argentino Macri y la automotriz china Chery, logró colocar 200 unidades en Argentina pero debió pagar el arancel que rige para los vehículos extrarregión de 35%.
Esto se debe a que el vecino país no autorizó los cupos de importación bajo el convenio automotor, aunque sí dio luz verde a las Declaraciones Anticipadas de Importación y las Licencias No Automáticas de Importación, según informaron fuentes de la automotriz a El Observador.
Preocupadas por esta situación, las autoridades de Chery enviaron una carta al presidente José Mujica denunciando esa falta de Argentina.
Según el documento redactado por ejecutivos de la compañía al que accedió El Observador, la empresa debió pagar un arancel de 35% para colocar sus vehículos. Se trata del mismo arancel que tributan fabricantes de fuera de la región con la paradoja de haber sido producidos en Uruguay, cumpliendo con el régimen del Mercosur y los acuerdos bilaterales.
Como usted podrá comprender, esta alternativa es insostenible ya a corto plazo. Reiteramos que entre todas las medidas proteccionistas que adoptó la República Argentina, la que hoy nos está impidiendo exportar en el régimen del Mercosur es la no autorización del cupo por parte del Ministerio de Industria, denuncia la misiva.
Chery solicitó el ingreso a la vecina orilla de un cupo de 2.800 autos del modelo Tiggo y otros 1.200 para el Face.
De acuerdo al convenio sellado entre ambos países, Uruguay puede exportar a Argentina hasta 20.000 autos sin arancel por año.
Las fuentes de la empresa explicaron que la empresa automotriz se vio en la necesidad de exportar por fuera del acuerdo para conseguir liquidez y obtener espacio físico para retomar la producción industrial.
Por otro lado, según explicaron fuentes del gobierno a El Observador, la renuncia del ex secretario de Industria de Argentina, Eduardo Bianchi, por diferencias con el polémico secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, dificultó y retrasó la negociación de Uruguay para que la firma automotriz Chery obtenga los cupos de exportación de sus autos.

Tags relacionados

Noticias del día