Vida sana

Ni pescado ni almendras: el alimento con omega-3 que ayuda a prevenir enfermedades respiratorias

Descubre qué ventajas existen al incluir esta comida en tus platos, las patologías que contribuye a evitar y las restricciones de su ingesta, según los expertos.

En esta noticia

Para mantener un buen estado de salud, los profesionales en nutrición sugieren mantener una alimentación diversificada y sana para incorporar los minerales, vitaminas y nutrientes que el cuerpo requiere.

Los nutricionistas aconsejan, por esa razón, incorporar frutas, verduras y productos naturales a las comidas de todos los días, como el Lino, ya que también ayuda a prevenir diversos problemas de salud.

¿Qué es y para qué sirve el lino?

El lino, cuyo nombre científico es Linum usitatissimum, es una planta que pertenece al Reino Plantae, División Magnoliophyta, Clase Magnoliopsida, Orden Malpighiales, Familia Linaceae y Género Linum. Aunque los especialistas en nutrición recomiendan incluir este alimento, es esencial estar al tanto de las ventajas y consecuencias negativas que podría acarrear antes de ingerirlo.

El lino es una hierba originaria del Cáucaso, Asia Central y algunas zonas de Egipto. Puede cultivarse en casi cualquier zona templada del planeta.

La especie Linum angustifolium crece espontáneamente en algunos lugares de Europa, pero no tiene propiedades medicinales.

El lino es una planta herbácea anual con tallos erectos y huecos. Sus flores varían de color y se abren al salir el sol. El fruto del lino, conocido como linaza, contiene semillas brillantes y alargadas.

¿Cuáles son los beneficios del lino?

El consumo de lino ayuda a prevenir el estreñimiento y los catarros en las vías respiratorias. Por esa razón, recomiendan que las personas que padezcan alguna de estas dolencias lo incorporen a su dieta habitual.

Las semillas de lino son una excelente fuente de fibra, lo que las hace ideales para mejorar la digestión y prevenir el estreñimiento. Además, su efecto laxante ayuda a mantener un sistema digestivo saludable y a prevenir problemas como el estreñimiento.

Por otro lado, las semillas de lino son ricas en ácidos grasos omega-3, que son beneficiosos para la salud cardiovascular. Estos ácidos grasos ayudan a reducir el colesterol y prevenir enfermedades como la arteriosclerosis. Además, las semillas de lino también tienen propiedades antiinflamatorias que pueden ayudar a aliviar dolores musculares y articulares, así como a mejorar la salud de la piel y el sistema urinario.

Las contraindicaciones del consumo de lino

Las personas con hipotiroidismo deben evitar consumir semillas, ya que pueden tener efectos negativos en la glándula tiroides.

Lino: ¿cómo incorporarlo en la dieta diaria?

El lino se puede incorporar en las comidas diarias agregándolo a batidos, yogures, ensaladas, cereales, panes o incluso mezclándolo con agua para formar una especie de gel que se puede añadir a diferentes recetas. También se puede utilizar como sustituto del huevo en recetas veganas o como ingrediente en la preparación de panes y galletas.

Temas relacionados
Más noticias de frutas y verduras