Comidas

Conejo en salmorejo: la receta infalible de las abuelas para preparar este delicioso plato canario

Este clásico de la gastronomía de la Islas Canarias se puede preparar de forma muy sencilla. Cuál es el secreto para poder prepararlo igual que en el archipiélago.

En esta noticia

Canarias es una región conocida por sus impresionantes playas, su vibrante vida nocturna y los tesoros históricos que están ubicados a lo largo y a lo ancho del archipiélago. Además, cuenta con una gastronomía que deleita los sentidos con combinaciones de sabores únicas.

Entre los ricos platos que ofrecen, uno de los más populares es el conejo en salmorejo. Esta sencilla preparación se puede preparar muy fácilmente, permitiendo llevar el sabor de la España insular a casa.

Diferencia entre el salmorejo canario y el cordobés

Si bien se llaman igual, no es lo mismo el salmorejo cordobés que el canario. (Fuente: Shutterstock)

Si bien existe un célebre plato de la gastronomía andaluza con el mismo nombre, el salmorejo de Canarias es algo completamente diferente.

El primero es una sopa fría elaborada con tomates maduros, pan, aceite de oliva, ajo y sal. Se sirve fría y, a menudo, se adorna con huevo duro picado y jamón serrano, ofreciendo una textura cremosa y un sabor refrescante y rico.

En cambio, el salmorejo canario es una salsa utilizada principalmente para cocinar al horno distintos tipos de alimentos. Aunque su utilización más conocida es para utilizarlo con conejo, también se emplea para preparar otras carnes como pollo o cerdo.

La relevancia del salmorejo canario proviene de la disponibilidad de sus ingredientes en el entorno natural de las islas.

Cómo preparar conejo en salmorejo

El conejo en salmorejo se prepara se forma sencilla (Fuente: Shutterstock)

Ingredientes

  • 2 kg. de conejo
  • 6 dientes de ajo
  • 1 vaso de vino blanco
  • Pimentón
  • Pimienta
  • Aceite de oliva extra virgen
  • Vinagre
  • 1 hoja de laurel
  • Romero
  • Tomillo
  • Media cucharadita de romero
  • Sal gorda

Preparación

  1. Cortar el conejo en trozos no muy pequeños y colocarlos en un recipiente para salarlos levemente.
  2. En un mortero, machacar los dientes de ajo con algo de sal gorda. Añadir pimentón y pimienta sobre esta pasta y seguir machacando. Cuando la mezcla esté más o menos cohesionada, agregar un chorro generoso de aceite y otro, menos abundante, de vinagre. Mezclar bien.
  3. Verter este majado sobre el conejo y mezclar bien la carne para que se impregne. Mojar luego con un vaso de vino blanco y añadir una hoja de laurel, algo de romero y tomillo.
  4. Revolver nuevamente todo y dejar reposar por algunas horas. Se recomienda entre cuatro y doce.
  5. Después, retirar los trozos de conejo, freírlos en una sartén y dejar reposar.
  6. Utilizar parte del aceite sobrante para calentar la salsa restante y verterla en otro recipiente para darle un hervor final de unos minutos, hasta que esté en su punto. Verterla en el pollo y servir caliente.
Temas relacionados
Más noticias de Recetas