Crowdfunding para todos

Para terminar un documental, realizar una escenografía o producir una edición limitada de bicicletas, la busqueda de financiación colectiva es un modelo que demuestra ser un camino válido para los emprendedores que recién se inician. Un caso de éxito y dos en vías de serlo. 

El principal problema que tienen los emprendedores para transformar sus ideas en productos es la manera de obtener recursos. Por eso el crowdfunding (financiamiento colectivo) es una buena alternativa para cristalizar los proyectos.

De esta manera se puede obtener capital cuando la iniciativa supera el presupuesto inicial o cuando la propuesta es ‘rara’ pero interesante para un nicho muy reducido de clientes.

El mecanismo es bastante sencillo y por internet. Aquellos que buscan financiamiento publican su iniciativa en forma gratuita en sitios que se especializan en buscar fondos. Después deben ser precisos en la explicación de la idea que desean llevar a cabo para seducir a la mayor cantidad de personas. Si la propuesta es efectiva y capta muchos colaboradores, luego estos reciben como contraparte productos exclusivos y descuentos por haber ‘bancado’ la idea.

"Queríamos hacer una edición limitada de nuestras bicicletas, intervenirlas por cinco artistas y exhibirlas en una muestra para grandes y chicos apasionados por el arte y las bicis", cuenta Carolina Llamedo de Ding Dong Bikes, la empresa familiar de bicicletas de madera sin pedales.

Junto a su marido y diseñador industrial Ezequiel Lasnier presentaron su proyecto en ideame.com, una de las plataformas online en la que pequeños emprendedores pueden obtener financiacion y poder desarrollar el proyecto. Ding Dong Bikes realizó una campaña de 45 días y recaudó el monto necesario.

"Es esencial la comunicación para dar a conocer la propuesta de cada uno", remarca Llamedo y agrega: "Si bien el proyecto fue exitoso y estamos realizando la exposición el próximo jueves 28 de noviembre, creemos necesario que se difunda y promueva la cultura de la ayuda colectiva”.

Un piso para Chakatá

"Para que nuestro tap pueda ser visto y oído en distintos lugares, necesitamos un piso especial que nos permita zapatear y que podamos llevar a donde sea que vayamos", afirma Rosario Ruete, una de las integrantes del grupo de bailarinas de tap CHAKAT que también utilizó la plataforma ideame.com para proveerse de financiaciòn para la compra de materiales especiales para armar una estructura desmontable y fácil de trasladar.

"Nuestra campaña está cerrando el domingo 23 de noviembre y estamos en el 90% de la suma total. Lo que más nos sorprendió fue que mucha gente no tan cercana al grupo se copó colaborando", continúa Ruete.

La recompensa de los colaboradores en este caso, puede ser desde saludos y agradecimientos por la web, clases particulares de tap, entradas a una fiesta o que el grupo actúe en algún evento que el financista indique. Click aquí para ver el proyecto.

"Los últimos", un documental urgente

"Estamos juntando fondos para terminar el documental sobre los talleres con las viejas imprentas, que están siendo reemplados y las máquinas desmanteladas", explica Nicolás Rodríguez Fuchs , uno de los directores, junto a Pablo Pivetta, del documental "Los últimos", un film en producción sobre las antiguas imprentas tipográficas que están en proceso extinción.

Rodriguez Fuchs, Pivetta y Agustina Eyzaguirre, como grupo productor, decidieron exponer su proyecto en indiegogo.com otra de las plataformas de micromecenazgo para poder terminar la película como la soñaron.

Ya llevan recaudado un tercio de lo que necesitan y con buenas perspectivas de que llegarán, dentro de 16 días, al total. El que colabore con el financiamiento puede optar por afiches decorativos, la impresión de tarjetas personales o antiguas piezas de impresión. Click aquí para ver el trailer del documental y recompensas.  
 

Tags relacionados