"El fracaso de la oposición explica el éxito del PRO"

"No somos políticos profesionales ni vivimos de los cargos públicos", avisa Itaí Hagman, el economista que empieza a salir de las sombras del anonimato. Con 34 años, el ex titular de la Federación Universitaria Argentina (FUA) habla de construir un proyecto de Ciudad, algo que no logró, a su juicio, el kirchnerismo ni otra fuerza opositora. Como cabeza de la lista Ahora Buenos Aires, dispara: "Macri y su gobierno no son tan infranqueables, como se creía".

¿Qué se juega en esta elección?
Macri ganó la elección en un ballottage muy ajustado, y afrontó en 2016, con minoría en ambas cámaras, una serie de movilizaciones que le impidieron llevar a cabo el ajuste que pretendía. El verdadero ajuste aparecerá si el Gobierno se afianza con una victoria.

¿Cómo se concretaría eso?
Macri avanzará con una reforma laboral, una quita de impuestos a las grandes propiedades y capitales, y un programa de ajuste fiscal clásico. Eso está en juego en las elecciones, y por eso decidimos hacer un frente lo más amplio posible.

¿Cuáles son sus propuestas para los porteños?
La soberanía del país está puesta en riesgo por el proceso de endeudamiento externo, que el Congreso no ha sabido limitar, y que tiene consecuencias sobre el conjunto de las políticas económicas. También se debe dictar la emergencia por la violencia de género, y atender la situación del acceso a la vivienda y de los inquilinos, con un Estado que regule qué y cómo se construye.

¿Qué lo distingue de sus competidores en la interna?
Somos una fuerza independiente. No somos la sucursal de ningún partido tradicional. En parte, el fracaso de la oposición explica el éxito político del oficialismo en la Ciudad. Queremos ser una alternativa, y por eso nuestras listas no las representan políticos profesionales, sino gente proveniente la sociedad civil.

Ese objetivo, desde el discurso, te emparenta con Martín Lousteau...
La diferencia es que él se considera parte del oficialismo. Lo cierto es que Lousteau estuvo cerca de ganarle el ballotage a Larreta, y eso demostró algo fundamental: Macri, en plena campaña a la Presidencia, estuvo a punto de perder su distrito. Quizás no es tan infranqueable como parecía el apoyo al PRO. Hay un electorado común, un sector muy importante que no lo apoya, pero tampoco va con el Frente para la Victoria.

La Ciudad está sancionando a los partidos que pegan afiches en la vía pública... ¿eso los impacta?
Los que pegamos afiches en las calles lo hacemos porque no tenemos plata para pagar carteles de $ 100.000, como los que usan las empresas o los grandes partidos. Estoy a favor de regular y limitar que se destruya el mobiliario público, pero con condiciones igualitarias y democráticas para la campaña electoral. Si no, la competencia es muy desigual.
Tags relacionados
Noticias del día