Las PASO en Capital: la comodidad de Carrió y dos que se dicen segundos

El oficialismo, con el sello Vamos Juntos y Elisa Carrió como punta de lanza de la lista, recoge en las encuestas una intención de voto no menor al 40%. En Parque Patricios, donde se encuentra la sede del Gobierno porteño, se muestran tranquilos porque "el candidato más próximo está a 20 puntos .

Precisamente el segundo puesto de la elección porteña se lo disputan las alianzas Unidad Porteña, que va a las PASO con tres listas que nuclean espacios disímiles, y Evolución, que postula a Martín Lousteau y Débora Pérez Volpin.

El búnker del exministro y exembajador

En la campaña de Lousteau sostienen que ellos no trabajan con encuestas ni les preocupan los sondeos previos a las urnas.

Sin embargo, al mismo tiempo, en conversaciones informales aseguran ocupar el segundo puesto, con una intención de voto cercana al 25%.

"Estamos segundos, seguro. Si no, Rodríguez Larreta y Carrió no se la pasarían haciendo todos los días videoconferencias en Facebook", se jactan en el entorno del economista.

La interna K

En la única PASO porteña confluyen el FPV y sus aliados (con Daniel Filmus y Mariano Recalde encabezando para diputado y legislador); el peronismo tradicional y el movimiento "laudatista" (con Guillermo Moreno y Gustavo Vera), y Ahora Buenos Aires, un espacio de centroizquierda y autodenominados ‘outsiders’ de la política con el ex presidente de la Federación Universitaria Argentina (FUA) Itaí Hagman como cabeza de lista.

La aspiración del kirchnerismo es salir fortalecido como la segunda fuerza política de la Ciudad, para lo cual se presentan como "el único voto útil" para mostrar descontento y accionar ante las políticas del Gobierno.

Eligiendo otros números completamente distintos a los que muestra Lousteu, el kirchnerismo también dice que se ven segundos. Se ilusionan con salir segundos en las PASO y dejar al exembajador en Washington tercero con alrededor y por debajo de la vara del 20% para crecer en octubre hasta el 28% con votos kirchneristas, peronistas y progresistas.

Sin embargo, hay una preocupación interna por el desempeño que pueda tener Guillermo Moreno en su primera incursión electoral: si el exsecretario de Comercio obtiene más del 5%, pasará a ocupar un puesto en la lista definitiva y se convertirá en un socio incómodo, por diferencias políticas y por el rechazo que genera en buena parte del electorado.

Tags relacionados