LA ROSADA CONGREGA A LOS COMPETIDORES DE TODO EL PA S

Cambiemos baja línea a sus candidatos y los reúne para fotos, spots y entrenamiento

Quienes lideran las listas para las PASO, vendrán a Buenos Aires para ajustar su imagen y el discurso de campaña con Peña y funcionarios de Economía y Desarrollo

La semana comenzó cargada para las autoridades partidarias del PRO. En la sede ubicada en el barrio porteño de San Telmo comenzó a delinearse la agenda de actividades con las que el Gobierno pretende alistar a la tropa de precandidatos nacionales en cada distrito, quienes fueron convocados el jueves y el viernes para grabar en Buenos Aires los spots y unificar el discurso de campaña de cara a los comicios que renovarán un tercio del Senado y la mitad de la Cámara de Diputados.

El presidente del PRO y precandidato a senador por Misiones, Humberto Schiavoni, y el secretario general del partido, Francisco Quintana, entre otros, dedicaron buena parte del lunes a reuniones y llamadas telefónicas para confirmar la presencia de los primeros y segundos precandidatos para cada tramo, según la reyerta electoral que se libre en cada provincia. La convocatoria abarca también los postulantes de la provincia de Buenos Aires, pensando en la cantidad de bancas en juego en el distrito, y a referentes de otras provincias donde el esquema de acuerdo amerita más asistencia "para aceitar los vínculos", según reconocen en el PRO.

En el edificio de Balcarce 412, el jueves aguardan un desfile de candidatos para generar material de campaña, tomar fotografías y grabar mensajes para los llamados telefónicos que se disparan a través del sistema IVR, que también permite realizar encuestas. Después de los flashes y micrófonos, la organización evalúa una cena de candidatos o, por lo menos, un cóctel after office.

El viernes por la mañana comenzará un encuentro de similares características al consejo de partido, pero con los contendientes de la elección. El jefe de Gabinete, Marcos Peña, es uno de los predicadores confirmados. A él se se sumará algún miembro del equipo económico y del Ministerio de Desarrollo Social, y se especulaba con la presencia de Jaime Durán Barba o su socio, Santiago Nieto.

Sin lugar confirmado, el intendente de Vicente López y primo del presidente, Jorge Macri, peleaba con la conducción porteña del partido por retener el encuentro en su municipio. Se barajaba el centro de convenciones Arturo Frondizi, ubicado en el vial costero, pero también había opciones en el corredor norte de la Capital o incluso en San Isidro, tierra del intendente Gustavo Posse. Desde el lugar que resulte escogido, los precandidatos irán a Olivos para verse con el Presidente y, de tener suerte, hacer algunas fotos para ubicar a Macri en sus afiches y carteles de campaña.

Los detalles de la doble jornada con precandidatos comenzará a cerrarse entre hoy y mañana. Lo mismo sucederá con el timbreo de funcionarios nacionales y candidatos previsto para el sábado, cuya concreción era puesta en duda anoche.

Con estas dudas pendientes, en el oficialismo empiezan a despejar otras. Por ejemplo, la respectiva al futuro de los funcionarios que integran las listas. Existe un consenso para que tomen licencia sin goce de haberes a partir del inicio formal de la campaña, establecido para el 14 de julio. Otros candidatos de mayor visibilidad y certeza de integrar el Congreso a partir de diciembre ya preparan la renuncia. Es el caso de Esteban Bullrich, de quien podría saberse esta semana la fecha en que abandonará el Palacio Pizzurno.

 

Tags relacionados