Otro mensaje interno en el kirchnerismo: precandidaturas se definirán “en una discusión colectiva

Lo dijo “Wado” de Pedro, secretario general de la Presidencia y apoderado del PJ bonaerense pero, sobre todo, referente de La Cámpora y de las negociaciones por las listas del FPV. En línea con Cristina, advirtió: “Las aspiraciones personales no deben estar por delante de los proyectos colectivos”.

Después de que la presidenta Cristina Kirchner les pidiera a los dirigentes del Frente Para la Victoria “un baño de humildad” ante la cantidad de precandidatos anotados en la carrera presidencial y la interna bonaerense –y tras la mala experiencia de las PASO porteñas-, el secretario general de la Presidencia, Eduardo “Wado” de Pedro, aseguró hoy que cuántos y qué candidatos presentará el kirchnerismo en las PASO es una discusión que se saldará “en una discusión política colectiva”.

Además de haber llegado al Gabinete como secretario General de la Presidencia parra ocupar el rol que desempeñaba Aníbal Fernández hasta que asumió en la Jefatura en reemplazo de Jorge Capitanich, De Pedro es apoderado del Partido Justicialista en la provincia de Buenos Aires y, sobre todo, uno de los principales referentes de La Cámpora y uno de los encargados de las discusiones por las listas de candidatos del Frente para la Victoria.

“No es una discusión formal que tenga que ver con los apoderados del partido”, explicó el funcionario, en declaraciones que recogen las agencias de noticias, sobre el mecanismo y criterio para definir quienes serán precandidatos dentro del Frente para la Victoria. Y apuntó que cuántos y quiénes participarán en las PASO es algo que se definirá “en una discusión política colectiva” entre las las fuerzas que integran el FPV, al que definió como “amplio, multipartidario, policlasista, como el peronismo”.

Sobre el “mensaje” de Cristina pidiendo “un baño de humildad” a los autopostulados, sostuvo que la “reflexión” fue “para que no se pierda de vista que los proyecto son colectivos, que las aspiraciones personales no deben estar por delante de los proyectos colectivos”.

Básicamente, la presidenta dio a entender en la semana que hay demasiados precandidatos kirchneristas. En las PASO de Capital, la experiencia del FPV –que con 7 precandidatos era el frente con más aspirantes- no fue buena: más allá de que en el total de votos quedaron terceros, por detrás del PRO y ECO, la dispersión no ayudó a la performance de Mariano Recalde –ganador de la interna K-, que terminó a varios puntos de Martín Losuteau (aunque también es cierto que los otros candidatos del kirchnerismo no llegaron entre todos al 6%).

Los anotados en las carreras internas del kirchnerismo no hicieron oídos sordos y destacaron las palabras de la Presidenta, pero lo cierto es que ninguno se dio por aludido y, al menos por ahora, no hay ningún renunciamiento salvo el salto de categoría que ya habían dado Aníbal Fernández y Julián Domínguez, que abandonaron la carrera presidencial y se anotaron en la bonaerense, donde hay más de una decena de contendientes K.

Según rumores que corrieron esta semana –nunca reconocidos públicamente-, la intención de la cúpula K es que a las PASO de agosto –se hacen juntas las nacionales (presidenciales, a diputados y al Senado en los distritos en los que se eligen senadores) con las bonaerenses- lleguen no más de dos o tres candidatos en cada interna.

Tags relacionados