A PESAR DE LA DERROTA DE ROMERO, FESTEJÓ POR LA INTERNA

Massa recibió a su delfín, Sáenz, ganador del PJ disidente en la capital

El tigrense evitó viajar a la provincia ante la derrota de su candidato a la Gobernación, pero de todas formas festejó haberle ganado en la categoría intendente al hombre de Macri

El líder del Frente Renovador, Sergio Massa, recibió ayer en Tigre al candidato a intendente y ganador de las primarias del PJ opositor en la capital de Salta, Gustavo Sáenz, a quien felicitó y le transmitió su alegría por su victoria ante el precandidato macrista en la misma interna, Guillermo Durand Cornejo. "Estamos felices por el triunfo de Gustavo, convencidos de que ahora hay que trabajar muy duro para que recuperemos la seguridad, luchemos contra la droga, y podamos crear en Salta un polo del desarrollo de la cultura", sostuvo el diputado nacional, luego del encuentro que mantuvo con Sáenz.
Massa tenía previsto viajar este domingo a Salta, pero finalmente desistió ante la derrota de sus precandidatos a gobernador y vice, Juan Carlos Romero y Alfredo Olmedo, contra el actual mandatario, el kirchnerista Juan Manuel Urtubey. Por ese motivo, decidió en cambio recibir este lunes en Tigre a Sáenz, el único representante de su espacio que resultó victorioso en la provincia norteña.
El líder del Frente Renovador sostuvo que con Sáenz comparten el objetivo central "de que además de que Salta sea La Linda, sea Salta La Segura" y anticipó que "Gustavo va a implementar el sistema de seguridad con los móviles, cámaras y el botón antipático", tal como lo implementaron en Tigre.
"Hace unos meses tuve la posibilidad, gracias a la invitación de Massa, de conocer el sistema de seguridad de Tigre y la verdad que es algo que se puede replicar con decisión política no sólo en Salta sino en todo el país", indicó, por su parte, Sáenz. El salteño ganó este domingo el derecho a competir como candidato a intendente de la capital provincial por el frente Romero+Olmedo en las elecciones generales, el 17 de mayo próximo, cuando además los locales elegirán al próximo gobernador, con el kirchnerista Juan Manuel Urtubey como claro favorito.
El precandidato a intendente capitalino más votado, sin embargo, fue Javier David, del oficialista Frente para la Victoria, quien se quedó con el 22,79% de los votos; apenas 954 apoyos más que el massista. Sáenz, en tanto, logró el 22,42% y su competidor interno, Durand Cornejo, el 21,75%. De todas formas, Sáenz emergió como el favorito para las elección generales, dado que se espera sume también los votos que en estas primarias fueron al candidato macrista. Y es que el frente Romero + Olmedo (también conocido como Salta Somos Todos) se impuso con un total de 44,17%; mientras que el kirchnerismo sumó el 29,39%, entre los votos que cosechó David y los de su contrincante, José Vilariño. En tanto, y aunque obtuvo uno de los mejores resultados de su historia para un cargo ejecutivo, el Partido Obrero se ubicó muy atrás: cosechó el 12,45% de los votos y se ubicó en el tercer puesto.
La de los candidatos a la Intendencia capitalina fue, de hecho, la elección más ajustada de todo Salta: los tres principales postulantes tuvieron entre sí apenas un punto porcentual de diferencia. Recién pasadas las 6 de la madrugada de ayer, y con el 97,3% de los votos escrutados, la tendencia se consideró irreversible.
"Se terminó el humo amarillo", celebraron en ese momento en el local de campaña de Sáenz, en referencia al candidato que apoyaba Mauricio Macri. Después de los acuerdos que el PRO venía de cerrar con la UCR, Carlos Reutemann y Elisa Carrió, los massistas esperaban que desde Salta llegara un poco de aire. El jueves, Massa sólo había difundido fotos de Sáenz y no de Romero, por eso ayer festejó.

Tags relacionados
Noticias del día