Massa busca recuperar protagonismo y muestra su acuerdo con De la Sota

El diputado y el gobernador cordobés presentarán hoy un espacio común para competir en las PASO de agosto. Unidos por una Nueva Argentina (UNA) integra al Frente Renovador, FE y la Democracia Cristiana. Harán tres debates en TV

Sergio Massa suele decir que conoce al kirchnerismo desde las entrañas y maneja incluso algunas de sus estrategias de comunicación. Guardó silencio tras la elección porteña del domingo en la que su precandidato a jefe de gobierno, Guillermo Nielsen, no alcanzó el piso de votos que le permitiera superar las PASO. Él estará callado un día más que la Presidenta Cristina Fernández que ayer habló aunque sin referirse más que con gestos y subtextos al revés que el distrito porteño deparó para el Frente para la Victoria. Massa hace algo parecido. Como si nada hubiera pasado, festejó ayer sus 43 años junto a su mujer, Malena Galmarini, con asado e intendentes bonaerenses en el Club Benavídez, con quienes punteó la movilización que harán mañana a Vélez para el lanzamiento de su precandidatura presidencial. Lo que no logró con Carlos Reutemann lo terminó de cerrar ayer con el gobernador cordobés José Manuel De la Sota, con quien venía hablando desde hace un tiempo la conformación de un espacio común para compartir y competir en las PASO de agosto. El fin de semana acordaron ambos en un café de los bosques de Palermo y ayer terminaron de darle forma en su nombre Juanjo Álvarez por el tigrense y Carlos Caseiro y Jorge Montoya en representación del cordobés.

El espacio ya tiene nombre y se avanzaba en el diseño de un logo: UNA (Unidos por una Nueva Argentina) que será presentado en el Hotel Hilton de Puerto Madero esta tarde a las 18. En primer lugar hablará De la Sota. Después Massa. A la derecha de cada uno (ellos estarán en atriles paralelos) se ubicarán sus respectivos equipos técnicos. Tras los discursos firmarán un acuerdo que será la base para redactar próximamente las líneas programáticas que incluirán puntos sobre el federalismo, alivio impositivo a las provincias, propuestas para las economías regionales y planteos sobre la seguridad y (caballito de batalla massista) el debate contra "los jueces sacapresos".

Según trascendió desde ambos precandidatos, no habría chance de fórmula conjunta pero sí se dejarían abiertas las puertas para sumar algún otro precandidato presidencial siempre que ambos (y sus respectivas fuerzas) estén de acuerdo (¿Adolfo Rodríguez Saá, por ejemplo?). Hasta hoy, las fuerzas que conformarán UNA son el Frente Renovador, el Partido FE y la Democracia Cristiana.

También se comprometerán a realizar tres debates televisivos entre el 20 de junio (fecha de presentación de precandidatos) y el domingo 9 de agosto.

La cuenta que hicieron después de los resultados favorables a Mauricio Macri, tanto en Córdoba como en Tigre fue la misma: Buenos Aires representa el 42% del padrón y Córdoba el 8%, es decir la mitad exacta del país que elige Presidente. Juntos apuntarán a restarle votos peronistas a Daniel Scioli, fundamentalmente; a frenar el avance del macrismo y el radicalismo juntos en la provincia mediterránea y aprovechar e intentar revertir lo que queda del calendario electoral antes de las PASO nacionales.

Ayer, al soplar las velas de su torta, Massa pidió un deseo muy parecido al slogan del PRO: "La Argentina que viene es el cambio justo". O sea: en el punto medio entre cambio y continuidad.

Tags relacionados