EL REARMADO JUSTICIALISTA, ESTA VEZ COMO FRENTE OPOSITOR

Massa, Urtubey y los sobrevivientes K, la pugna del peronismo que viene

El diputado, tercero en la general, se vislumbra como el referente del partido. El gobernador salteño, indemne a la debacle kirchnerista, es otro que se posicionó. Dudas con Randazzo

Por primera vez desde 2001, el Partido Justicialista dejará la Casa Rosada y se calzará el traje de oposición. Configurado el nuevo escenario político tras la victoria de Mauricio Macri en el ballottage de ayer, el peronismo se enfrenta a un obligado rearmado en el que aparece como figura saliente Sergio Massa, tercero en la elección presidencial con el Frente Renovador, pero también gobernadores versátiles ante el cambio de gobierno, como el salteño Juan Manuel Urtubey.

- De tercero en discordia a líder
Ayer, cerca de las 20, en la previa de los discursos de los protagonistas, Sergio Massa juntó a su tropa en Tigre y realizó una breve presentación en la que celebró que la Argentina se "encamine hacia un cambio" y se definió como "garante" de la nueva oposición. Tercero en las generales del 25 de octubre, con el 21,3% y más de cinco millones de votos, Massa se reconoce como el referente del peronismo que viene. Consciente de que el revés electoral del kirchnerismo dejó a Scioli muy debilitado, el diputado nacional buscará ser el conductor del justicialismo pero, a la vez, intentará seguir siendo una voz crítica de "la vieja política".

Por eso ayer no dudó en "felicitar al presidente electo, Mauricio", y afirmó que "vos y tu gobierno cuentan con toda nuestra colaboración, porque entendimos hace mucho que para un argentino no debe haber nada más importante que otro argentino". En esa línea, prosiguió: "Contás conmigo como conductor de este espacio político y la de todos los intendentes, diputados que integran nuestra fuerza, para trabajar en la construcción de un país mejor". No obstante, insistió en que el próximo gobierno debe saber que "vamos con la misma firmeza y transparencia a marcar y señalar y a levantar la voz en aquellos casos en los que veamos que hay un camino que no lleva a buen puerto a la Argentina". Así, se desmarcó del nuevo Presidente y se anticipó como un potencial crítico de su gestión.

- Urtubey y su mejor escenario
Aunque no lo haya dicho públicamente, desde que ganó la elección provincial en mayo, Juan Manuel Urtubey sabía que la victoria de Macri configuraba el mejor escenario posible para sus aspiraciones presidenciales en el mediano plazo. Si bien acompañó a Daniel Scioli durante toda la campaña, el gobernador salteño se despegó en varias oportunidades del discurso del kirchnerismo duro.

El resultado de ayer lo posiciona como el gobernador justicialista mejor perfilado en la carrera hacia 2019, por edad (46) y por sus ocho años de gestión en una provincia en la que Scioli obtenía anoche un triunfo por más de siete puntos sobre Macri. Urtubey lo celebró: "Una vez más, como ha pasado desde las primarias provinciales en cada una de las elecciones a lo largo de este año, el pueblo de Salta nos ha acompañado". Además, el gobernador saliente de Córdoba, José Manuel De la Sota, también parece haber quedado bien posicionado después de su fructífera alianza con Massa. Su sucesor, Juan Schiaretti, es otro dirigente peronista que queda expectante.

- El kirchnerismo, parte del PJ
Aun en la derrota, el Frente para la Victoria será mayoría en el Senado y primera minoría en Diputados, con muchos legisladores provenientes de La Cámpora, y tendrá un nutrido grupo de intendentes que todavía responden al kirchnerismo. Si bien es parte del Gobierno, el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, parece haber salido ileso del duro revés electoral. Sin embargo, desde adentro del PJ, hay quienes aseguran que la interna a Randazzo le pasará factura. En menor medida, otro dirigente que mantuvo su intendencia en Lomas de Zamora y que tiene expectativas futuras en la provincia de Buenos Aires es Martín Insaurralde.

Tags relacionados