EL L DER DEL PRO HAR EL ANUNCIO A UN D A DEL cierre PARA PRESENTAR CANDIDATURAS

Macri define hoy si su compañero de fórmula es Michetti o Peña

Decidirá si privilegia la confianza o la tracción de votos. Los más influyentes de la mesa chica votaron divididos: Duran Barba respaldó al secretario General y Caputo, a la senadora

Tras una larga semana de dudas y consultas, Mauricio Macri anunciará hoy el nombre del dirigente que lo acompañará en la fórmula presidencial. Todo indica que no habrá sorpresas: o es Gabriela Michetti o es Marcos Peña. Dependerá del criterio que finalmente pese más en su cabeza. Si el líder del PRO resolviera hacer caso a su deseo y tener al lado a un hombre de confianza absoluta, con la capacidad de tejer alianzas en el Congreso y reformular el devaluado rol del vicepresidente en caso de llegar a la Rosada, el elegido será el secretario General porteño. Si influyera más la necesidad de sumar a un dirigente con un alto nivel de popularidad, que pueda darle a la fórmula una mayor visibilidad y traccionar votos para entrar al ballotage, la senadora sería la beneficiada.


Si Macri demoró hasta hoy el anuncio fue por el ruido que generó esta semana la coyuntura política y electoral. Hasta el domingo pasado, la decisión estaba clara: el bendecido era Peña, un politólogo de 38 años y perfil bajo, que trabaja a su lado desde la campaña de 2002 y se convirtió en el cerebro de las estrategias más importante del gobierno porteño y la política del PRO. La mayoría de los miembros de la mesa chica habían votado por él, en especial el asesor ecuatoriano Jaime Durán Barba, que no oculta su antipatía por Michetti y asegura que los postulantes a vicepresidente no traccionan votos. Si bien Macri volvió a elogiar públicamente a la senadora luego de ver su "reacción responsable" tras la derrota en las PASO frente a Horacio Rodríguez Larreta, en la mesa chica creen que su rebeldía es decir, no haberse bajado de la interna cuando su jefe político se lo pidió no debería ser premiada con semejante postulación.


Pero la inesperada derrota en Santa Fe desmoronó esa idea instalada de que se gana sólo con lo propio. Una fórmula con Peña, prácticamente un desconocido para el electorado porteño y nacional, resultaba en ese escenario demasiado endógena. La jugada de Cristina de designar a Carlos Zannini como compañero de fórmula de Daniel Scioli y unificar así al peronismo y al kirchnerismo duro detrás de un candidato único, obligó a Macri a repensar las prioridades. No lo hizo sólo. Parte de la dirigencia del PRO, sumado a algún que otro empresario del círculo rojo, comenzó a sugerir la postulación de la senadora. Uno de los más fervientes defensores de Michetti esta semana resultó el empresario Nicolás Caputo, intimo amigo de Macri y de gran influencia en sus decisiones.


Quienes postulan a Michetti insisten en que ella es la única que puede sumar votos extras, por ser una dirigente conocida en todo el país, algo que le permitiría hacer campaña sola en cualquier pueblo del interior. Y si bien reconocen que la confianza es crucial en un futuro Gobierno, destacan que primero hay que ganar la elección. Sus seguidores defendían ayer estos argumentos con un comentario filoso: "Si es Michetti la elegida, bastará hacer el anuncio por Twitter. Si es Peña, habrá que hacer una conferencia de prensa para presentarlo".
La decisión la iba a tomar Macri en soledad. ¿Pesará más el consejo del asesor Durán Barba o de su amigo Caputo? Hoy se develará el misterio.

Tags relacionados
Noticias del día