LA ESTRATEGIA DE LOS CANDIDATOS PORTEÑOS A NUEVE D AS DE LAS ELECCIONES

Larreta y Recalde nacionalizan la campaña y Lousteau se muestra como la alternativa

El postulante del PRO hará timbreos con Macri para evitar un ballotage El kirchnerista busca desbancar a Lousteau y entrar a la segunda vuelta. El economista va por los independientes

A nueve días de las elecciones, los principales candidatos a jefe de Gobierno profundizarán sus distintas estrategias para seducir al electorado porteño. Tanto el PRO como el kirchnerismo, buscarán nacionalizar los últimos días de campaña, apostando a la polarización creciente que se viene dando en las encuestas entre Mauricio Macri y Daniel Scioli de cara a octubre. Pero lo harán con objetivos distintos: mientras que la intención de Horacio Rodríguez Larreta es lograr una ventaja superior a los 15 puntos para evitar el ballotage, Mariano Recalde peleará por alcanzar en las encuestas a Martín Lousteau para entrar en la segunda vuelta, prevista para el 19 de julio. En cambio, el postulante de ECO concentrará la discusión en el ámbito porteño y se mostrará como la alternativa a las dos gestiones, la nacional K y la porteña PRO, conciente de que los presidenciables de su espacio, Ernesto Sanz y Elisa Carrió, no están bien posicionados en los sondeos.


Con todo, los tres harán actividades con sus referentes nacionales, tendrán una fuerte presencia en los medios y recorrerán distintos barrios de la Ciudad, con caminatas y timbreos.


El objetivo primordial de Rodríguez Larreta será evitar el ballotage. Se trata casi de una misión imposible, si se tiene en cuenta que en la Ciudad se debe superar el 50% de los sufragios para ganar en primera vuelta. Pero en el macrismo creen que si lograran retener los votos que sacó Gabriela Michetti en las PASO ahora que la senadora se convirtió en la postulante a vice de Macri y alcanzaran el 47%, podrían negociar que Lousteau se baje de la contienda, con el argumento de evitar un "gasto extra" a la Ciudad. Cuentan como aliada indirecta a la enrevesada estrategia del ex ministro de Economía, que apoya a nivel nacional al espacio integrado por la UCR, la Coalición Cívica y el PRO. Es decir, que Macri podría terminar siendo el candidato de Lousteau si gana las PASO del 9 de agosto. Y apuestan también "al cansancio de los vecinos" por el pesado calendario electoral que podría llevarlos a votar seis veces en la Ciudad, en especial a aquellos que pretenden que la pelea se termine rápido. Es por eso que además de destacar los logros de la gestión y proponerse como la garantía de la continuidad, Larreta se mostrará con Macri la semana próxima. En su agenda figuran timbreos por distintos barrios junto al jefe de Gobierno, consolidando así la estrategia de cercanía del PRO.


En cambio, Lousteau apelará al sector progresista y radical porteño, que no se siente representado ni por Macri ni por Cristina Kirchner. El economista se aferra con uñas y dientes a la posibilidad de llegar al ballotage. Su principal motor son las encuestas que aseguran que de llegar a ese escenario, podría producirse un empate con el jefe de Gabinete macrista. Está convencido de que los votos kirchneristas y los de la izquierda serán a su favor, tan solo para perjudicar las chances presidenciales de Macri.


Por su parte, Recalde intentará llegar al ballotage con la estrategia de mostrar a Lousteau y Larreta como dos versiones de las misma moneda y pegarlos con la Alianza. El sábado hará campaña con el ministro de Economía Axel Kicillof en la villa 31, el lunes tiene previsto una actividad con las figuras del espectáculo que participaron de su spot y espera mostrarse en un acto con la Presidenta.

Tags relacionados