DICEN QUE MACRI RETENDR GRAN PARTE DE LOS SUFRAGIOS DEL GOBERNADOR EN OCTUBRE

El PRO va por los votos de De la Sota con la certeza de que Córdoba es anti K

El macrismo y la UCR creen que se quedarán con el 40% de los casi 1,5 millón de votos que logró el cordobés en UNA. Para evitar fugas, Massa se mostrará hoy con el gobernador

Los votos cosechados por José Manuel de la Sota poco más de 1,4 millón en las PASO se convirtieron para el PRO en uno de los trofeos principales a conseguir en octubre. En especial en Córdoba, dónde Mauricio Macri obtuvo 35,38% de los sufragios como candidato a presidente por Cambiemos, apenas 3 puntos menos que el gobernador mediterráneo. Si bien De la Sota se impuso en su terruño, no logró ganarle la interna a su socio Sergio Massa y se quedó fuera de la carrera hacia las generales. Es por eso que tanto el PRO como la UCR se lanzarán en los próximos días a conquistar ese caudal con una certeza histórica: el comportamiento del elector cordobés en los últimos años ha sido antikichnerista, dicen. Y están convencidos de que por su pasado K, Massa no podrá contener esos sufragios dentro de la alianza UNA. Por caso, el postulante del Frente para la Victoria, Daniel Scioli ni siquiera llegó en la provincia al 15%.

"Puede haber un gran aumento en el caudal de votos en Córdoba porque la segunda opción del voto de De La Sota es Macri", aseguró ayer a la agencia DyN el diputado nacional por la UCR y ex candidato a gobernador, Oscar Aguad, y agregó: "Esto ya pasó en la elección que fui candidato, armamos una estrategia porque había votantes de (Juan) Schiaretti que eran votantes de Macri", afirmó.

En las PASO, De la Sota fue el precandidato presidencial más votado en Córdoba, en donde obtuvo 632.000 votos, algo más que Macri y sólo unos 40.000 votos menos que todos los precandidatos juntos de Cambiemos. De hecho, los votos que sacó en Córdoba representaron el 45% del total de votos que sacó De la Sota en todo el país.

Al igual que la Ciudad de Buenos Aires, Córdoba siempre ha ido a contramano del resultado electoral nacional. Sólo en 2011 ganó el kirchnerismo en la provincia cuando se impuso Cristina Fernández. Pero en 2007, la propia Cristina había perdido ante el economista Roberto Lavagna, por entonces candidato de la UCR. Y en 2003, Néstor Kirchner había caído ante Carlos Menem.

Los estrategas del PRO también destacan que el triunfo de De la Sota se basó en el interior de la provincia pero remarcan que en la Ciudad de Córdoba se impuso Cambiemos, si se cuentan los votos de los tres presidenciables de la alianza. Allí, Macri, del radical Ernesto Sanz y Elisa Carrió alcanzaron el 39,52%, y confían en que el resultado se repetirá en los comicios municipales del próximo 13 de septiembre. Según dicen, hay altas chances de que el radical Ramón Mestre retenga la Intendencia de Córdoba con el apoyo de Macri. El mismo escenario se dio hace poco más de un mes, cuando el delasotista Juan Schiaretti fue electo gobernador.

Encuestas que según DyN manejan en la mesa chica de Macri indican que el 40% de los votantes de De la Sota "elige como segunda opción a Macri, y el 30 por ciento a Scioli".

Ante ese desafío, Massa tampoco se quedará atrás. Junto con De la Sota encabezará hoy un plenario en Córdoba con el objetivo de evitar la fuga de votos y unificar equipos técnicos. El encuentro, que está programado para las 14, se realizará en el Quorum Córdoba Hotel. Tras la reunión, los dirigentes de UNA realizarán una conferencia de prensa en la que expondrán "los diez motivos para votar a Massa". (Ver pág. 7).

Tags relacionados
Noticias del día