El Tiempo Mejora con el Vino, la apuesta de Santa Julia para revitalizar su imagen


El Tiempo Mejora con el Vino, la apuesta de Santa Julia para revitalizar su imagen

Una tradición que evoluciona para reconquistar a sus consumidores con una estrategia integral de reposicionamiento impulsada por el rediseño y la comunicación.









El tiempo juega un papel fundamental en el mundo del vino, desde su origen y producción, pasando por el sabor y hasta los valores de la marca. Bodega Santa Julia lo sabe y bajo esa premisa apunta a reposicionar la línea de vinos jóvenes Santa Julia Varietales.

Cuando la idea de evolución se combina con el concepto de tradición, es posible revitalizar una marca sin perder de vista sus orígenes. Ese es el punto de partida desde donde se delineó el cambio de imagen de marca. 

De la familia, al mercado

Una empresa familiar como Santa Julia lleva el sello de un proceso personalizado enfocado en una relación estrecha con el consumidor que lleva 26 años de historia. Como toda familia, crece y se desarrolla, incorpora nuevos miembros, estrecha lazos y abraza a una comunidad que forma parte de una historia común. Desde esa mirada, el trabajo pasa a ser una pasión que siempre se propone llevar al consumidor el mensaje de calidez y la oportunidad de compartir que está presente en cada copa de vino.

Pensar la empresa desde esos valores supone recorrer un camino de innovación capaz de atender, a cada paso, a las necesidades y a las nuevas formas de consumo que plantea el mercado. Por eso, la bodega decidió incorporar un consultor de marketing estratégico que llevó adelante un proceso de relevamiento de mercado, a través de investigaciones cuali - cuantitativas para entender la situación de la marca desde los consumidores. De esa manera, se obtuvo información de calidad que le permitió a la bodega incorporar innovación a la marca.

Mobirise Website Builder
Mobirise Website Builder
Mobirise Website Builder

El desafío de comunicar valores

Santa Julia renueva su compromiso con los consumidores y, fiel a sus valores de calidad e innovación constate, se reinventa para seguir apostando al crecimiento.

La bodega se propuso reposicionar Santa Julia Varietal, un vino con historia y tradición para la familia. El equipo apostó a relanzar un vino muy importante en el portfolio de la marca con el objetivo de reposicionarlo en los canales de venta. Para ello, la bodega planteó una nueva imagen y su comunicación a través de una innovadora campaña.

Por su parte, el rediseño propone el rescate y la puesta en valor del tradicional diamante como elemento distintivo de la marca, poner en valor el producto desde la estética del packaging.

Este cambio de etiqueta representa un renacimiento para la marca y, a la vez, una vuelta a nuestros orígenes, al lugar donde nos sentimos cómodos”, señala Juan Ignacio Guzmán, gerente de marketing de la bodega. De esta manera, la nueva imagen de Santa Julia Varietal plantea un regreso a la esencia de esta línea de vinos reconocida por su trayectoria y cercanía con el consumidor argentino.

En lo que respecta a la comunicación, la bodega propone la incorporación de un concepto que rescata el momento del consumo: El tiempo mejora con el vino. “Podemos transformar no solo esos pequeños momentos cotidianos, sino también el disfrute de la mesa con la familia y los amigos y todo tipo de encuentro social. Apostamos a un cambio y es todo un desafío comercial”, explica Ana Amitrano, gerenta comercial

Cuando todo cuenta

Santa Julia es un claro ejemplo de la combinación de estilos y diversidad que pueden encontrarse en los suelos mendocinos. Esos elementos que otorgan un carácter único a cada una de sus variedades son los que hacen de Bodega Santa Julia una marca emblemática del vino argentino, reconocida local e internacionalmente por su continua búsqueda de innovación y excelencia.

Ubicada al este de la provincia de Mendoza, es hoy en día la bodega con mayor cantidad de viñedos orgánicos. Cuenta con 305 hectáreas certificadas que definen la calidad de sus vinos desde el origen. Desde el trabajo en el viñedo y en cada una de las etapas de elaboración, Bodega Santa Julia tiene un claro compromiso con el desarrollo sustentable aplicando procesos que reduzcan el impacto en el medio ambiente y potenciando el desarrollo de la comunidad que lo conforma.

En Santa Julia No nos da lo mismo, cualquier uva, cualquier vino, no nos da lo mismo la comunidad a la cual pertenecemos y el medio ambiente del cual somos parte. Por eso estamos enfocados en el cuidado de la tierra, de nuestra gente y en la búsqueda de la innovación y calidad constante”, afirma Julia Zuccardi, embajadora de la marca. Esta filosofía de retroalimentación que está en el ADN de la marca habla, no sólo del compromiso de la bodega sino de una familia que se involucra en cada uno de los aspectos que constituyen y comunican la esencia de su trabajo.

La labor desarrollada por la bodega en lo que respecta a la sustentabilidad demuestra este valor fundamental. Los colaboradores son el motor que impulsa a la empresa por ello, la bodega cuenta con jardín de infantes, guardería y Centros educativos de nivel secundario (CENS) para acercar a los trabajadores la tranquilidad del cuidado de sus hijos y la oportunidad de terminar la escolaridad secundaria. En ese sentido, el año pasado, la bodega pudo celebrar un hito histórico que llena de orgullo a la bodega: 63 colaboradores pudieron obtener su título secundario.

De esa manera, el círculo virtuoso que poner en marcha una empresa familiar permite enriquecer cada uno de los eslabones que constituyen la cadena de valor de la bodega para llegar a plasmarse en la esencia de la marca. 

El tiempo mejora con el vino. Con este nuevo tagline, Santa Julia Varietal se apropia del concepto de dominio colectivo El vino mejora con el tiempo para cargar de sentido y agregar valor al momento de consumo.

Capitalizar el tiempo

Con una imagen actual que recupera la tradición y su nuevo tagline, la bodega busca acercarse al consumidor para brindarle la posibilidad de sentirse cómodo a la hora de elegir Santa Julia varietal. El trabajo estratégico de reposicionamiento de marca piensa en el momento de llevar un varietal a la mesa para compartir con amigos, familia, pareja o socios.

Dar con esta frase tan acertada a la hora de enfocar la estrategia de la marca, permitió obtener una gran aceptación por parte del público en general. Las reacciones de quienes toman contacto con el nuevo tagline han demostrado un impacto positivo que refuerza el objetivo de la comunicación de la marca. De ese modo, el potencial de una frase tan significativa se consolida como parte de la filosofía de una marca que continúa creciendo, basada en un concepto de innovación que, fiel a sus orígenes, apuesta al futuro.

Es decir, que hace hincapié en la posibilidad de compartir que inaugura el vino en cada momento de interacción. Ese momento clave del consumo sintetiza el mensaje de una marca que hace de sus valores más esenciales la clave de un gran vino; ese gran vino capaz de mejorar cualquier encuentro. Así, mientras el tiempo mejora con el vino, Santa Julia y sus consumidores siguen escribiendo su historia.