EL NUEVO PROYECTO DE JOSÉ VALLS, CEO DE NISSAN PARA LATAM

"Con foco en el mercado regional, arrancamos la producción en Argentina"

Con una inversión de u$s 600 millones, Nissan inició esta semana la fabricación de Pickups en Córdoba. Serán 70 mil unidades al año y el 50% se exportarán.

A cuatro años de su anuncio de inversión, la automotriz japonesa Nissan comenzó este lunes a producir en Córdoba las primeras unidades de su modelo de Pickup Frontier, destinada al mercado local y Latinoamericano. En principio, se fabricarán unos 70 mil vehículos al año, destinados en un 50% a la exportación, principalmente a Brasil. El proyecto implicó un desembolso de u$s 600 millones, creará 1000 empleos directos y otros 2000 indirectos en su red de proveedores.

"Esta es una apuesta estratégica al mercado latinoamericano, pensando en los próximos 15 años y más allá de la coyuntura actual de la Argentina", destacó José Luis Valls, vicepresidente y chairman de la compañía para América latina, tras la ceremonia de inicio de producción, a la que asistieron el CEO Global de la compañía, Hiroto Saikawa, el presidente Argentino Mauricio Macri y el gobernador José Schiaretti, entre otras autoridades.

Las pickups Nissan Frontier comenzaron a fabricarse en la planta que posee Renault en Córdoba, gracias a un acuerdo global de ambas automotrices. Asímismo, aprovechará la red de proveedores y autopartistas consolidada en esta provincia. Antes de fin de año, se sumarán dos modelos más: uno para Renault y otro para Daimler Benz. Estos vehículos "tendrán un 32% de componentes nacionales, que irá aumentando hasta llegar a un 40%", afirmó Valls.

"Cuando decidimos jugar fuerte en América latina, empezamos por instalarnos primero en Brasil y ahora en Argentina, con producción local. Es la única manera de hacer pie en estos mercados, que están protegidos, y además nos protege de las volatilidades externas", destacó el ejecutivo.

"Es cierto que la corrida cambiaria de los últimos meses elevó nuestros costos -admitió-, pero hemos decidido la inversión pensando en el largo plazo, y este cimbronazo no es motivo para volvernos atrás, sino para redoblar la apuesta, porque creemos que Argentina está en el camino correcto de reinserción en el mundo".

Hasta ahora, la automotriz japonesa importaba la mayoría de sus vehículos desde México, con un régimen de cuotas y pagando un arancel del 35%. Al ensamblar localmente las pickups, no sólo podrá aumentar su presencia en el mercado, sino exportar a Brasil y participar del acuerdo "flex" que permite ingresar u$s 1,5 por cada u$s 1 que se exporta. En México, Nissan es la automotriz número uno en producción y ventas, con el 25% del mercado y cerca de un millón de unidades anuales. El segundo mercado regional es Brasil, país que atraviesa un período de elecciones con perspectivas inciertas. Al respecto, Valls destacó que "tenemos buenas expectativas, sólo pedimos reglas claras para poder adaptarnos".

En cuanto al futuro de la industria automotriz, el directivo aseguró que "el rumbo va hacia la movilidad sustentable, aunque la velocidad de adopción de las nuevas tecnologías dependerá de las regulaciones e incentivos que pongan los gobiernos locales". La firma japonesa es líder en la producción de autos eléctricos con su modelo Nissan Leaf, que comenzará a importarse y venderse en el país a fin de año. Sin embargo, no hay planes de producirlo localmente. "Acá hay reservas de litio, pero falta infraestructura y una masa crítica de mercado", sentenció.