Yrigoyen, Frondizi y Menem, tres presidentes que terminaron presos

Son varios los presidentes detenidos a lo largo de la historia. Algunos, en ejercicio de sus funciones como consecuencia de golpes de Estado, y otros luego de cumplir sus mandatos.

El primer caso fue el de Bartolomé Mitre, quien cayó preso en 1874 por el delito de "rebelión" contra el entonces mandatario Nicolás Avellaneda, tras denunciar un "fraude electoral" en la provincia de Buenos Aires.

Yrigoyen, en tanto, fue el primer presidente constitucional en ser derrocado y detenido cuando desempeñaba el cargo. El golpe de estado del general José Félix Uriburu, el 6 de septiembre de 1930, lo quitó del cargo y lo confinó a la isla Martín García. Y Marcelo Torcuato de Alvear también quedó detenido en dicha isla.

La misma suerte corrió Arturo Frondizi en 1962. Tras sufrir 26 asonadas militares y seis intentos de golpe de Estado, el radical fue depuesto en el quinto año de su mandato, el 26 de marzo de ese año. También terminó en Martín García.

La primera mujer en ocupar la Presidencia, María Estela Martínez de Perón, también fue encarcelada luego de ser derrocada el 24 de marzo de 1976. Y Héctor Cámpora permaneció recluido tres años en la embajada de México, en la dictadura.

El último presidente constitucional en ser detenido fue Carlos Menem, a quien la Justicia apresó en junio de 2001, por contrabando de armas a Ecuador y Croacia. La Corte lo liberó en noviembre

Más de Economía y Política