Yacyretá: IMPSA piden que valoren su oferta por contenido local

El CEO de la empresa argentina, Juan Carlos Fernández, aseguró que la devaluación bajó el precio en dólares de su oferta, que es "más conveniente" que la de Voith Hydro Brasil.

La Entidad Binacional Yacyretá (EBY), compuesta por las autoridades de Argentina y Paraguay, se encuentra en pleno proceso de evaluación de ofertas para la adjudicación de la construcción de tres turbinas Kaplan que sumarán 276 MW de potencia a la central hidroeléctrica.

El organismo todavía no tiene fecha exacta para definir a quién le entrega la obra, que permitirá que Yacyretá entregue un 9% más de energía que en la actualidad (o el consumo promedio de alrededor de 700.000 viviendas).

Mientras tanto, los dos pretendientes, IMPSA y Voith Hydro Brasil, batallan en el terreno de los medios luego de conocerse las ofertas económicas.

En diálogo con El Cronista, Juan Carlos Fernández Morici, CEO de IMPSA, pidió que la EBY valore que su propuesta tiene un 70% de contenido local y dará más trabajo a argentinos y paraguayos, además del pago de impuestos en estos territorios.

El pliego de la licitación prevé que las empresas que tienen más de un 60% de contenido local tengan una ventaja de un 10% en la comparación de ofertas económicas. El pasado 30 de enero se abrieron los sobres; IMPSA, asociado a Power China y la paraguaya CIE, propuso u$s 116.379.881, mientras que la alemana Voith Hydro, a través de su subsidiaria en Brasil, ofertó u$s 99.689.577,84.

Pese a la diferencia de precios de casi un 17%, Fernández comentó que esos números "son fríos, de abril de 2018", previos a la devaluación del peso argentino. "Si eso se trajera a precios de hoy, como nuestra oferta está en un 63% en moneda nacional (pesos argentinos y guaraníes -moneda oficial de Paraguay-), el precio en dólares sería mucho más bajo y, por lejos, el más conveniente", aseguró el ejecutivo.

"Esto puede dar mano de obra a argentinos y paraguayos. Trabajan más de 100 pymes con nosotros. ¿O la EBY preferirá darle trabajo a chinos y alemanes?", se preguntó el CEO de IMPSA.

Fernández desmintió que el Gobierno argentino tuviera favoritismo con su empresa y cuestionó la versión de Voith Hydro Brasil, que señaló que IMPSA carece de solvencia. "Tenemos un patrimonio neto de u$s 80 millones, que sumados en el consorcio totalizan u$s 12.000 millones. Ellos solamente tienen u$s 20 millones", indicó.

De acuerdo a las cifras de IMPSA, de ser los adjudicatarios beneficiarán a 3500 argentinos y 3200 paraguayos. Sus máquinas -dicen- son "más eficientes" que las de Voith, lo que representa u$s 40 millones en ingresos adicionales por la venta de la energía.

La empresa argentina, con sede en Mendoza, tributaría unos $ 601 millones al sistema previsional y aportaría $ 266 millones al fisco. Además, podría sumar unos $ 221,6 millones en IVA derivado de consumos en el mercado interno.

Tags relacionados

Más de Economía y Política