Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

YPF reduce el 40% de su operación en Neuquén y estudia más cambios

Bajó 33 equipos que no operaban desde febrero, lo que afecta 1700 puestos de trabajo de tercerizados. La firma dice que mantener el estatus le costó u$s 100 millones

La firma tiene 90 equipos parados o subutilizados en la cuenca neuquina

La firma tiene 90 equipos parados o subutilizados en la cuenca neuquina

En el marco de la readecuación del negocio y pensando en el presupuesto con el que contará para 2017, el CEO de la estatal YPF, Miguel Angel Gutiérrez, tomó la primera medida: recortar el 38% de la operación convencional de la petrolera estatal en Neuquén.

La petrolera decidió bajar del campo 33 equipos de los 90 que tiene en la Cuenca Neuquina (Neuquén, sur de Mendoza y Río Negro) que estaban paralizados o subutilizados desde febrero pasado.

"Se hicieron las cuentas, se miraron los números y se entendió que era más barato afrontar los reclamos que mantener el acuerdo de pago del 50% de los salarios con los equipos sin producir", explicó una fuente de la petrolera estatal.

La situación era por todos conocidas ya que en febrero pasado la petrolera, el sindicato y la cámara de servicios petroleros habían firmado un Plan Preventivo de Crisis, por el cual unos 1700 trabajadores mantuvieron sus puestos de trabajo sin carga laboral efectiva.

Ese acuerdo, que cayó en julio pasado y se mantuvo "para no romper el status quo". No obstante, la petrolera dimensionó que seguir con esa situación tuvo un costo de u$s 100 millones, por lo que decidió bajar los 33 equipos.

"Son todos empleados tercerizados, ninguno de YPF, aunque sabemos que las empresas nos van a reclamar para pagarles. Hicimos los cálculos y sale más caro mantener lo actual que acordar una especie de indemnización", aclararon.

Según explicaron a El Cronista, las empresas de servicios involucradas que serán dadas de baja son en el caso de las de perforación H&P; DLS; Nabors; Quintana; y SAI. Las de workover son Nabors; Petroneu; SAI; SPA; Tracker; Tronador; Venver y las de pulling son SAI, Clear y Petroneu.

Tambien incluye a O&M, una empresa de logística, movimientos de suelos y montaje y soldadura.
Además de estos 33 equipos, fuentes del sector explicaron que YPF también está estudiando el futuro de sus operaciones en el Golfo San Jorge, donde opera con 18 equipos. "Está en estudio lo que pueda pasar en el Golfo", reconocieron desde la compañía con sede en Puerto Madero.

La decisión de la petrolera estatal llega en medio de la discusión por el convenio colectivo de trabajo de los petroleros. Así, mientras los sindicatos amenazan con medidas de fuerzas por los posibles 1700 despidos, desde el sector privado entienden que esto "está en línea con lo que se está discutiendo. YPF no toca ningún equipo de no convencional, que es donde se va a cambiar el convenio", explicó un conocedor de la discusión. "La estatal se va a volver más al gas, va a ser poco convencional", agregó.

Mientras tanto, se espera que YPF anuncie una reducción en su presupuesto de cara a 2017 –lo que derivará en menos inversiones– y que el Gobierno anuncie que va a hacer con el plan Gas Plus y cuál será el camino de convergencia entre el precio internacional del barril del petróleo y el barril criollo.