Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Volvió Vidal, pasó por Olivos y dio inicio a la campaña 2017

La gobernadora se defendió ante las críticas por sus vacaciones en México en plena inundación y posó con Jorge Macri, un posible candidato en la interna contra Carrió

Volvió Vidal, pasó por Olivos y dio inicio a la campaña 2017

María Eugenia Vidal parece que agradece a los que la bancan en las malas. Como si nada hubiera pasado, la gobernadora bonaerense regresó el domingo por la tarde en un vuelo de Aerolíneas Argentinas desde la Rivera Maya, en unas criticadas vacaciones, y ayer retomó su agenda con el calendario electoral cada vez más cercano: después de visitar la Quinta de Olivos, posó en Vicente López junto al primo presidencial, el intendente Jorge Macri, aspirante a sumarse a una próxima boleta de Cambiemos ante la resistencia de Elisa Carrió, quien defendió a capa, espada y una "anibalada" su descanso en México en plena inundación del norte provincial.

"Camino la calle mucho con María Eugenia, y por el grado de cariño que ella despierta, de ganas de estar cerca de ella, me hace difícil imaginar que pueda tener una semana de dedicación casi exclusiva a sus hijos si se la hubiera tomado acá", justificó el Macri presidente del Banco Provincia, el jueves pasado. Némesis de la líder de la Coalición Cívica, a ojos de la socia fundadora de Cambiemos, no fue simple casualidad ayer que la primera actividad pública de Vidal haya sido con él. Mandataria y jefe comunal visitaron a niños del barrio Las Flores, horas después de su audiencia privada con Mauricio Macri: ambos serán las caras visibles de Cambiemos en el proceso electoral 2017.

Un día antes, horas antes de que la gobernadora arribara a Ezeiza, Carrió tuiteó desde La Emilia, adjuntando imágenes suyas rezando a la virgen de San Nicolás por los inundados, en sintonía con el consejo del ministro de Ambiente, Sergio Bergman. "Estoy en permanente contacto con (el Jefe de Gabinete) Federico Salvai", contó la diputada que buscará renovar, tal como ya lo adelantó, su permanencia en el Congreso.

Más allá del ninguneo a su ex correligionario Daniel Salvador, el vicegobernador que ante la ausencia de Vidal fue la cara visible de la administración bonaerense durante una semana, la lectura que hacían ayer en La Plata de esos tuits es que Carrió arrancó su campaña por la provincia. De ADN indomable, pareció la réplica de "Lilita" al operativo clamor iniciado por el macrismo porteño para integrarse en la boleta única electrónica. Un día antes de ir a rezar a tierras bonaerenses, el vicejefe Diego Santilli había expresado: "Sería un orgullo que Carrió encabezara en la ciudad de Buenos Aires".

"Todavía no se sabe dónde va a jugar", evitan la encrucijada en la gobernación sobre la chaqueña con años de residencia en Recoleta y domicilio actualizado en Exaltación de la Cruz. Lo cierto es que preferirían que le hiciera caso a Larreta.

Borrón y cuenta nueva: en el comunicado oficial de su paso por Vicente López, Vidal se justificó: "(Fueron) seis días de descanso con mis hijos después de un año muy difícil, con muchos cambios para ellos", en referencia a su separación de Ramiro Tagliaferro. La gobernadora busca ahora retomar la campaña anticipada, con eje en la gestión: hoy realizará otra actividad en el Conurbano y el resto de la semana viajará al interior y compartirá un nuevo acto con el Presidente.