U$D

SÁBADO 25/05/2019

Volatilidad de la actividad en el primer bimestre suma incertidumbre a cálculos

Enero tuvo una leve mejoría pero febrero marcó un nuevo retroceso. Al cabo del primer trimestre, no hay certezas sobre producción industrial y actividad económica

Volatilidad de la actividad en el primer bimestre suma incertidumbre a cálculos

Como pocas veces en los últimos años, la realidad navega entre el entusiasmo del elenco gubernamental, que insiste en que ya se tocó fondo en materia de actividad y la mirada de los sectores productivos, que aún no ven la punta del ovillo y esperan más meses con caída de actividad con bajas pronunciadas.

Un informe del Banco Ciudad destaca el retroceso que evidenciaron varios indicadores en la última parte del año, en especial en materia de actividad, empleo y precios por la fuerte devaluación del peso, todo esto en el marco de lo que denomina "corrección de los desequilibrios fiscal y externo". Tras ese bajón, la entidad señala que empezaron a verse indicios de mejora en enero, como en la producción industrial y la actividad de la construcción.

Pero febrero parece mostrar un nuevo retroceso. Ayer se conoció que la producción de las pymes industriales se contrajo 6,1% interanual en febrero. Según un relevamiento de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) la industria pyme cayó por décimo mes consecutivo, pese a lo cual mostraría una cierta desaceleración, con mejoras en el uso de la capacidad instalada (58,9%) y cantidad de empresas con mejora en febrero (33,1%). Sin embargo, aún no puede hablarse de un cambio de tendencia.

En este contexto, el Indec publicará hoy los datos de compras en shoppings y supermercados, que darán pistas sobre cómo fue el consumo en enero. No hay grandes expectativas, por la fuerte caída del poder adquisitivo. A su vez, el jueves se darán los datos de actividad económica del primer mes del año y habrá que ver si continúa la mejora desestacionalizada con el mes anterior.

"En la primera mitad del año, el aumento de tarifas y el fuerte componente inercial del actual proceso inflacionario no permitirá una recuperación significativa del poder adquisitivo", indica por su parte Ecolatina. Además, señala que "se reducirá significativamente la inversión" por el costo de financiamiento, la caída de los ingresos en dólares, el bajón del consumo interno y a la elevada capacidad ociosa del aparato productivo.

Diego Coatz, director Ejecutivo de la Unión Industrial Argentina (UIA), sostuvo que "todavía no se puede asegurar que haya un cambio de tendencia en la actividad, aunque puede ocurrir que entre marzo y abril la caída de ventas puede dejar de caer". En su opinión, se necesita que el consumo empiece a recuperarse y que haya una reducción de tasas, convergiendo en torno al 40%, además de" planes que alivien el panorama financiero de las empresas".

En la misma línea, el titular de CGERA, Marcelo Fernández, precisó que "necesitamos que bajen las tasas de interés, que están muy elevadas para la producción y también para el consumo", y enfatizó que "el primer trimestre fue pésimo" en materia de actividad.

Por su parte, José Urtubey, directivo de la UIA, aseguró que "todavía hay que estabilizar la macro pero no a costa de la producción". Y añadió: "Hay que salir del modo financiero y cambiario, hay que trabajar un poco en la economía real, que es lo que hoy vemos como inestabilidad".