Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Visitas, elogios y sonrisas, pero las inversiones siguen todavía en zona de promesas

Imagen de FERNANDO GONZALEZ

por  FERNANDO GONZALEZ

Director Periodístico

5

Nadie lo va a decir públicamente pero una preocupación atraviesa la Casa Rosada. Las visitas del primer ministro italiano, Matteo Renzi, y del presidente de Francia, Francois Hollande, fueron muy gratificantes en cuanto a las expectativas que despiertan los cambios recientes en la Argentina. Elogios a los mayores márgenes de tolerancia. Entusiasmo por los reflejos de mayor apertura económica. Piropos empresarios para el Presidente en el Foro de Davos. La noticia impactante de la visita a la Argentina de Barack Obama. Todas señales positivas de reinserción al mundo. Sin embargo, hay una palabra mágica que todavía no aparece: inversiones. Los proyectos de orígen italiano, francés o estadounidense son promesas agradables a mediano plazo. Pero el temor en el Gobierno es que las inversiones tarden demasiado tiempo hasta convertirse en realidad.


Por eso es que el acuerdo con los holdouts empieza a convertirse en una obsesión para Mauricio Macri. El Presidente cree que, con la salida del default, las inversiones comenzarán a acelerar su destino hacia nuestro país. En el gabinete económico calculan que entre 15.000 y 20.000 millones de dólares en inversiones están retenidos en los escritorios de las casas matrices de algunas empresas desde hace tres años. Y que esperan la evolución y los primeros resultados de la nueva gestión para completar el trayecto que va de la promesa a los hechos concretos.


Todo parece estar concatenado. La liberación del tipo de cambio; la reducción de los subsidios; el déficit fiscal; la inflación; los acuerdos salariales y el consumo. Un laberinto en el que la salida del default es considerada la llave que puede conducir a un escenario menos traumático. Así lo dice el Presidente cada vez que se reúne con políticos, con empresarios o con sindicalistas. Ojalá el futuro le dé la razón y las inversiones aparezcan en el horizonte. Porque, de lo contrario, llevará demasiado tiempo escapar de la trampa recurrente de la recesión.

Más notas de tu interés

Comentarios5
Están Espiándote
Están Espiándote 26/02/2016 10:21:32

Se impone necesidad de evaluar el PASO A LA CLANDESTINIDAD DE LA CÁMPORA y el FPV. Se arriesga militantes, dirigentes, amigos al maltrato injusto, persecución ideológica y política; riesgo de ser despedido; puesto preso arbitrariamente o estigmatizado

Chris MB
Chris MB 26/02/2016 03:55:40

También el arreglo con los holdouts.

Ernesto Calvo Rodriguez
Ernesto Calvo Rodriguez 26/02/2016 11:44:05

Sorprende que en un periodista de un diario economico no sepa que las inversiones a las que alude son de larga data. Se deciden y se ejecutan a los meses o al año siguiente

Raul Nieto
Raul Nieto 26/02/2016 10:05:30

Compartiendo lo expuesto por la nota tambien debemos entender que las inversiones no ingresan inmediatamente por el solo hecho de un nuevo gobierno primero evaluan que hace para recien venir por eso el credito externo nos permitira un respiro

JOSE   MANUEL LEVY
JOSE MANUEL LEVY 26/02/2016 07:31:27

Para las INVERSIONES RECORDAR " DIOS he aquí el HOMBRE ES COMO UNO DE NOSOTROS..." ( Genesis 3: 22 ) IOSELE)