U$D

JUEVES 21/03/2019

Viento de cola, pero poco: los precios atenuaron el déficit comercial

La relación entre los valores de lo que el país vende y lo que compra fue beneficiosa en 8,7% en el segundo trimestre, lo que acotó a u$d 2.620 millones un rojo que podría haber sido de u$s 3.771 millones si se hubieran mantenido las cotizaciones, en especial de los productos primarios, del mismo período de 2017.

Viento de cola, pero poco: los precios atenuaron el déficit comercial

El índice de los términos del intercambio, que mide la relación entre los índices de precios de exportación e importación, registró en el período una suba de 8,7%, debido a que el aumento del índice de precios de las exportaciones fue superior al del índice de precios de las importaciones, informó hoy el Indec. Esto como resultado de que, para el mismo período y en forma interanual, el índice de precios de las exportaciones aumentó 11,3% mientras que el de las importaciones sólo aumentó 2,3%.

Sin embargo, en el segundo trimestre de 2018, el saldo de la balanza comercial fue deficitario en u$s 2.620 millones de dólares, esto como consecuencia de que, en materia de cantidades, se dio una relación muy distinta que con los precios: las de las exportaciones cayeron 10,9% mientras que las de las importaciones subieron 3,8%. Así, la mejora de los precios entre lo que el país exporta contra lo que importa permitió atenuar ese déficit, que podría haber sido de u$s 3.771 millones si se hubieran mantenido las cotizaciones, en especial de los productos primarios, del mismo período de 2017.

Según el INDEC, la variación interanual de precios resultó en una ganancia en los términos del intercambio de 1.211 millones de dólares.

“Durante el primer semestre de 2018 las cantidades exportadas de productos primarios se contrajeron más del 10% fundamentalmente por el impacto de la sequía y fueron compensadas sólo parcialmente por mejores precios internacionales. La mejora en los términos de intercambio se asocia fundamentalmente a la evolución de los precios de cereales y oleaginosas. Los cereales crecieron más de un 15% frente al mismo período de 2017, las semillas y frutos oleaginosos un 11,2% y los residuos y desperdicios de la industria alimenticia un 32%. Los aceites mejoraron sus precios aunque de forma más moderada (1,1%). Estos 4 conceptos explican el 40% del índice de precio de las exportaciones”, desgranó ante El Cronista, Pablo Besmedrisnik, economista de Invenomica Consultora.

Mirá también

Argentina y Chile buscan aumentar el comercio de gas

El secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, se reunió con el presidente de Chile, Sebastián Piñera, y su ministra de Energía, Susana Jiménez Schuster, con el objetivo de analizar el aumento de las exportaciones de gas al país vecino durante los meses de menor demanda local.

-¿Una brisa de cola?, preguntó este diario
-Sí, aunque este vientito de cola no es nada comparado con el viento de frente de las condiciones financieras internacionales y la guerra comercial de EE.UU. con Europa y China.

De acuerdo al informe “Índices de precios y cantidades del comercio exterior” que difundió el instituto de estadísticas el valor de las exportaciones alcanzó 15.387 millones de dólares, con una caída de 0,8% en relación con igual período del año anterior, un efecto de la caída de las cantidades más allá de la mejora en los precios”. 

“En el trimestre los productos de exportación que más contribuyeron al aumento interanual de precios fueron: residuos y desperdicios de la industria alimenticia (subproductos oleaginosos de soja); material de transporte terrestre (vehículos y automotores de pasajeros); cereales (maíz y trigo); productos químicos y conexos; grasas y aceites (aceite de soja); piedras, metales preciosos y sus manufacturas, monedas; carnes y sus preparados; semillas y frutos oleaginosos (porotos de soja), en ese orden. Con relación a las cantidades exportadas, fue determinante el comportamiento registrado en los productos: residuos y desperdicios de la industria alimenticia (subproductos oleaginosos de soja); semillas y frutos oleaginosos (porotos de soja); grasas y aceites (aceite de soja) y cereales (maíz y trigo), que explicaron casi la totalidad de la baja, en tanto se registraron subas en las cantidades exportadas de: petróleo crudo; material de transporte terrestre (vehículos y automotores de pasajeros); gas de petróleo y otros higaseosos; y carnes y sus preparados”, señala el trabajo. 
 
En cuanto al incremento interanual de los precios de las importaciones, fueron determinantes los aumentos de: bienes intermedios (productos químicos) y combustibles y lubricantes (aceites crudos de petróleo, gasoil, gas natural gaseoso y gas natural licuado). En tanto se destacaron los aumentos de las cantidades importadas de productos vegetales y alimenticios (importaciones de porotos de soja para procesamiento); productos minerales (mineral de hierro y sus concentrados); máquinas, aparatos y materiales eléctricos; piezas y accesorios para equipos de transporte, completa.

El informe que el Indec difundió hoy, correspondiente al segundo trimestre, no refleja aún el impacto de la devaluación en el comercio exterior, que ya se verificó en junio. En el sexto mes del año, las exportaciones cayeron un 1,2% interanual, pero las importaciones se redujeron un 7,5% y el rojo fue de u$s 382 millones, casi la mitad que hace un año. El rojo disminuyó un 49% frente a mayo y un 70% en la comparación con igual mes del 2017, según los números del Intercambio Comercial Argentino (ICA) difundido esta tarde por el Indec. 

Las importaciones, que acumulaban una suba de 17,9% hasta el mes pasado, cayeron un 7,5%. En tanto, las exportaciones continuaron con la tendencia negativa y se contrajeron un 1,4%. Por la caída de las importaciones, el rojo comercial mostró su nivel más bajo desde enero de 2017.

Comentarios1
Alfredo Federico
Alfredo Federico 02/08/2018 10:00:20

con viento de cola ahora nos endeudamos y pagamos estas tarifas. vayanse!

Más notas de tu interés