Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Vidal tomará deuda por $ 8000 millones para saldar el pasivo con proveedores

La gobernadora hará la emisión de deuda la semana próxima. Quiere pagar antes de su discurso de apertura de sesiones ordinarias, donde cuestionará a la gestión anterior

Vidal tomará deuda por $ 8000 millones para saldar el pasivo con proveedores

La gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, colocará su primera deuda por $8 mil millones para saldar el pasivo que mantiene con los proveedores. Este será el primer bono que emita la Provincia, tras conseguir en una sesión extraordinaria la autorización para endeudarse por $60 mil millones, pese a las críticas de los sectores más duros del FpV.


El decreto saldrá publicado la próxima semana y, según indican fuentes de la Provincia, tendrá una tasa de descuento del 8%. El objetivo de Vidal será comenzar a pagar a los proveedores a fines de febrero, justo antes de que encabece el 1 de marzo la apertura de sesiones ordinarias en la Legislatura, con dardos a la gestión anterior. "Va a hacer una descripción cruda, con números, al estilo: ‘esto es lo que encontramos, esto nos dejó Scioli’", comentaron desde Provincia.


En esa línea, la emisión de los "Bonos de Cancelación de Deudas", el primero de su gestión, está vinculado a la herencia que recibe del ex candidato presidencial del FpV. El ministro de Economía, Hernán Lacunza, presentó este problema el 7 de enero, cuando analizó la gestión de Scioli: "Queremos que cada organismo cumpla con su función, hoy hay deudas más largas y más cortas pero en promedio hace 6 meses que los proveedores no cobran". Otros funcionarios aseguran que en promedio los proveedores no cobran hace un año.


Los papeles vencerán en dos años y pagarán amortizaciones en cuatro cuotas, en los años 2017 y 2018. En la Provincia están "entusiasmados" con la toma de deuda y recuerdan que el presidente Mauricio Macri, utilizó esta herramienta con los proveedores de la Ciudad, durante su primer mandato como jefe de Gobierno porteño. "Es el primer paso para hacer más eficiente los números del Gobierno y a los proveedores los favorece porque la tasa a 8% les resultará mejor que el tiempo de pago del contrato", indicaron. Además las expectativas en Provincia aumentaron después de que la Provincia colocó Letras del Tesoro a menor tasa que el Banco Central.


Esto no es todo. Vidal ya le bajó línea al ministro Lacunza para que tome deuda en el exterior por mil millones de dólares, en este caso para obras de infraestructura, en su mayor parte. La Provincia quiere financiar cuanto antes las obras hídricas, con el foco puesto en Luján y La Plata, donde se sucedieron las principales inundaciones, con víctimas mortales, de la gestión de Scioli. Esta emisión podría concretarse antes de que la Nación llegue a un acuerdo con los holdouts, pero pocos esperan que se efectúe antes de que cierren las paritarias con los gremios provinciales.


Luego de que sectores del kirchnerismo casi le traban el Presupuesto 2016, Vidal apuntará los dardos a la gestión de Daniel Scioli por la toma de deuda. En su gobierno sostienen que "la herencia es una catástrofe", mientras revisan los convenios del Instituto de Obra Médico Asistencial (Ioma), con sospechas de corrupción de la gestión anterior.