Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Vidal se queda con la concesión de la ruta que une Zárate con La Plata

Mediante un decreto la provincia de Buenos Aires tomará la administración por un plazo de 27 años. Casi 50% del tránsito diario de la autovía son camiones

La gobernadora María Eugenia Vidal quiere impulsar la obra pública

La gobernadora María Eugenia Vidal quiere impulsar la obra pública

La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal tomó la decisión de transferir bajo la órbita de la empresa provincial Autopista Buenos Aires (Aubasa) la concesión, mantenimiento y cobro de peaje de la ruta provincial Nº 6.

Según confirmaron a El Cronista fuentes de Vialidad Nacional el decreto poniendo bajo la órbita de la empresa "lo firmó hoy –por ayer– la gobernadora y se va a publicar en el Boletín Oficial en los próximos días".

"El modelo que vamos a desarrollar es el de llevar adelante obras para después recuperar la inversión vía el cobro de peaje", agregó la fuente del gobierno provincial.

La ruta 6 son casi 180 km que recorre la traza une los partidos de Zárate, Campana, Exaltación de la Cruz, Pilar, Luján, General Rodríguez, Marcos Paz, General Las Heras, Cañuelas, San Vicente, Brandsen y La Plata. En la práctica representa la última "circunvalación" de la Ciudad de Buenos Aires –la primera es la General Paz y la segunda el Camino de Cintura–.
Según explicaron desde vialidad provincial la concesión a Aubasa será por 27 años que es lo que resta de la concesión actual.

Aunque falta terminar la traza en algunos tramos, la ruta 6 hoy es una autopista con dos carriles por mano. La provincia va a volcar $ 200 millones en obras para este año de un total de $ 450 millones que tiene programado la administración de Vidal que se destinarán para repavimentar –es una ruta con mucho tráfico de camiones– sumar cámaras de seguridad, nuevas estaciones de Policía Vial y estaciones para realizar el control de cargas.

Como sucede con la Autopista Buenos Aires – La Plata, Aubasa buscará recuperar la inversión que hace la provincia a través del cobro de un peaje, por lo que hace unos días se publicó en el Boletín Oficial de la provincia el llamado a licitación pública, por intermedio de Aubasa, para la "adquisición del sistema de peaje de la ruta provincial 6". Básicamente, se refiere a la construcción de las cabinas para el cobro del flujo de los 50.000 vehículos diarios que pasan por la ruta.

El tema es de vital importancia para la administración provincial porque por esta traza se mueve gran parte de la producción de los polos industriales ubicados en el conurbano bonaerense y que tienen como destino los puertos de Zárate.

El decreto de Vidal llega en un momento en donde la provincia está en conversaciones con los concesionarios de las rutas 2 y 11 para llegar a un acuerdo de rescisión y que esas autovías pasen a ser administradas por Aubasa. La concesión actual es Autovía del Mar (Aumar), una UTE conformada Grupo Roggio, Esuko, Eurnekian y Cristóbal López, que obtuvo en 2011 el negocio hasta 2041.

Vidal está negociando porque no puede rescindir. "No podemos anular los contratos porque el acuerdo firmado por Scioli los ampara. El sistema era inversión por tarifa, como no aumentaban, no invertían", explicaron desde la provincia.