Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Vidal quiere recuperar $ 47.000 millones extra para este año

Es el cálculo del ministro de Economía Lacunza de lo que ingresaría por el Fondo del Conurbano sin el límite de $ 650 millones, que la gobernadora ahora quiere eliminar

María Eugenia Vidal fue ayer al Congreso para explicar la necesidad de fondos a los diputados de su provincia

María Eugenia Vidal fue ayer al Congreso para explicar la necesidad de fondos a los diputados de su provincia

En 1992 el entonces presidente Carlos Menem quería deshacerse de su vice, Eduardo Duhalde, síndrome habitual de la política doméstica. Con indisimulables aspiraciones propias, el lomense aceptó candidatearse a gobernador de Buenos Aires con una condición: que la Nación le devolviera a la provincia los 7 puntos de coparticipación federal perdidos en la década del 80. Esa fue la génesis del Fondo (de Reparación Histórica) del Conurbano, tal su nombre completo, cuyos recursos provienen del 10% de lo recaudado por el impuesto a las ganancias.

Hace 20 años, en 1996, la promulgación de la ley 24.621 congeló en $ 650 millones, en el 1 a 1, lo que recibiría por año el distrito. A partir de 2002, inflación mediante, según el cálculo del ministro de Economía bonaerense, Hernán Lacunza, la provincia en lugar de recibir el 10% ahora cobra el 0,3%. "Son $ 42 al año para cada vecino bonaerense cuando en el resto del país son $ 3500", reprocha la actual mandataria María Eugenia Vidal cada vez que puede. Como ayer, que junto al titular de Hacienda y de Gobierno, Federico Salvai, visitaron el Congreso para iniciar el reclamo formal para que la Nación les envíe $ 47 mil millones este año. Frente a diputados nacionales de Buenos Aires, con asistencia incluso de una comitiva del FpV, la administración provincial busca hacer causa común en un reclamo histórico. En dos semanas repetirán la experiencia en el Senado.

"Vamos a ir a fondo", prometen en la Gobernación en un evidente juego de palabras. Luego de denunciar que el sciolismo le dejó $ 20 mil millones de déficit fiscal, Vidal encontró el número mágico para olvidar lo que llama "la pesada herencia". "Los $ 47 mil millones que hoy le corresponderían a la provincia ayudarían a equilibrarla a futuro", evaluó Salvai ante este diario. Aún con la ayuda nacional prometida y el ajuste fiscal, que prometen llevar a $ 16 mil millones el déficit, los números no cerrarían.

Según las estimaciones provinciales, recibiendo esos $ 47 mil millones extra, poco más de lo que otorga el Presupuesto 2016 para el ministerio de Seguridad, durante los cuatro años de su mandato, la provincia podría hacer 700 escuelas, 20 hospitales, 6 mil kilómetros de rutas, darle agua corriente y cloacas a 780 mil hogares y 11 obras hidráulicas de importancia.

No contenta con reclamar a futuro, Vidal también quiere la devolución de lo perdido desde 2002. "Son unos $ 467 mil millones", calculó Lacunza a este diario. "Ese dinero debe ser recuperado por la provincia", alertó ayer la gobernadora. Es una tarea quijotesca lograr el consenso en el Congreso. Y así lo prueban los 20 años que fue imposible eliminar por ley ese tope, con obligado acuerdo con el resto de las provincias. Este 2016 no promete ser distinto en medio de la queja generalizada de los gobernadores por los fondos federales. "No nos vamos a quedar pasivos si no sale en el Congreso. Será por vía judicial o desde el Ejecutivo", esgrimió Lacunza el Plan B y el Plan C, el más probable.

En La Plata, por lo bajo, admiten que el reclamo de Vidal es para allanar el terreno político, sumando a la oposición, ante "una ayuda extraordinaria" de Mauricio Macri, para evitar un revival de la polémi ca que desató la duplicación de la coparticipación a la Capital Federal.