Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Vidal quiere llevar el debate por el Fondo del Conurbano al Congreso

Salvai, el ministro de Gobierno, se llevó ayer el aval de cada bloque legislativo bonaerense para actualizar los $ 650 millones congelados desde 1995. Hoy, reunión con Monzó

Vidal quiere llevar el debate por el Fondo del Conurbano al Congreso

Carlos Gardel cantaba que "20 años no es nada". Pero no para los $ 650 millones del Fondo (de Reparación Histórica) del Conurbano congelados desde la promulgación de la ley 24.621, en enero de 1996. Con el implícito guiño de la Casa Rosada, la administración bonaerense de María Eugenia Vidal está dispuesta a reinstalar el debate por su actualización. El ministro de Gobierno, Federico Salvai, se reunió ayer y, como era de esperar, consiguió el respaldo de los jefes de bloques legislativos provinciales para, en palabras del titular de Economía, Hernán Lacunza, quien ya está trabando en un proyecto para llevar al Congreso nacional, "que sea una política de Estado, que trascienda a los gobiernos".


A la demanda de más fondos (histórica, bandera en algún momento de los gobiernos anteriores), por primera vez en 20 años parece contar con el aval implícito del presidente Mauricio Macri. Como prueba de ello, en Balcarce 50 será hoy la reunión entre Vidal y Emilio Monzó, el titular de la Cámara de Diputados, que dejarán de lado su interna, para acordar una "estrategia común" para llevar el tema a una comisión del Parlamento la próxima semana.


"Es una reivindicación, es un derecho que ha sido vulnerado, que afectó al gobierno anterior, al actual y si no se resuelve, al próximo. Los bonaerenses están subsidiando al resto del país", es la queja actual de Lacunza, similar a la de sus predecesores en la cartera de Finanzas.


Bajo otra lógica política, es cierto, pero con las heridas abiertas por la crisis del medio aguinaldo, en 2013 el entonces gobernador Daniel Scioli pretendió dar la pelea, sin romper con un kirchnerismo que le desconfiaba. Era la (pseudo) salida del laberinto naranja de reclamar más fondos sin chocar con la Nación, para terminar culpando al resto del país y no a la Rosada. Se necesita de diputados y senadores de todas las provincias para modificar el tope "del 10% hasta un monto de $ 650.000.000", fijado por ley, a través de prorrogar el Impuesto a las Ganancias en 1996. El estallido político en enero por la duplicación de la coparticipación porteña no marca un antecedente auspicioso para una Vidal que pretende recuperar para su distrito el resto del Fondo, unos $ 48.000 millones estimados para este 2016.


"Hoy es distinto, el Presidente tomó la decisión política de avalar nuestro reclamo", contraponen en La Plata, donde deslizan que Lacunza hace dos meses viene hablando del Fondo con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio. No obstante, el problema sigue siendo el mismo de anteriores administraciones: obtener el respaldo del resto del país. Si no funciona la vía legislativa, antes se ha llegado a amenazar con la judicial. "Veremos cuál es mecanismo políticamente más viable. Pero va a salir", vaticinan en la Go bernación, donde ya elaboran un Plan B.