Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Vidal planea el 2017 y ya lanzó la mesa bonaerense de Cambiemos

En su cumpleaños 43, reunió a ministros nacionales y probables candidatos. Estuvieron los suyos y los radicales. Alfonsín esbozó la idea de unas internas combinadas

Vidal planea el 2017 y ya lanzó la mesa bonaerense de Cambiemos

Marcos Peña tomó el micrófono y, antes de dar el discurso que tenía preparado, pidió cantar el feliz cumpleaños a María Eugenia Vidal. Estrenando sus 43, el "balcón" en la Quiniela, la gobernadora bonaerense lanzó la mesa provincial de Cambiemos pensando en 2017. Convivieron en el mitín ministros nacionales, como Rogelio Frigerio (Interior), Esteban Bullrich (Educación) y Jorge Triaca (Trabajo), estos últimos testeados como posibles candidatos; y locales, como el organizador Federico Salvai (Gobierno); radicales en interna permamente, como el vice Daniel Salvador y el diputado Ricardo Alfonsín, "lilitos" como Maricel Etchecoin; referentes del FE de Gerónimo "Momo" Venegas; y, claro está, PRO‘s puros.


La mayoría llevó regalos a la agazagada, apilados y cerrados como en un festejo infantil. Entre ellos el del intendente Jorge Macri (Vicente López), siempre en el otro rincón del vidalismo, que le compró una cartera. Faltó el presente de Emilio Monzó, el titular de Diputados y ex eminente operador fuera de la General Paz, ausente sin invitación. Sin embargo, castigado desde los dichos sobre el ring-raje, envió una comitiva en su nombre, encabezada por el viceministro de Interior, Sebastián García de Luca.


Después de la presentación de la mesa nacional de Cambiemos (con la tríada Mauricio Macri-Elisa Carrió-Ernesto Sanz), la inciatiiva goteó a las provincias. Con una UCR en constante turbulencia, entre la interna partidaria en breve, con un golpeado Fabián Perechodnik (Secretario General) como medidador oficial; y las propias sospechas dentro del PRO, resuelta en principio con una próxima lista de unidad partidaria liderada por Vidal -(Jorge) Macri para superar la intervención del partido bonaerense; la confluencia en un mismo lugar, el coqueto salón "La Enramada" de Gonnet, fue el dato positivo para Cambiemos.


Pero no fue el 43 el número de la jornada, sino el 67: de imagen positiva. Cuando llegó el turno del secretario de Comunicación, Federico Suárez, que además de explicar la estrategia de su área, sorprendió hasta a propios con un sondeo que apenas computaba un 23% de negativa. Coraza de la "buena herencia" de su antecesor, Daniel Scioli.


No se habló de candidaturas, como toda reunión preliminar. Aún falta para el 2017. En tono electoral, igual, Frigerio, que junto a Peña están coordinando estas mesas en todo el país, pidió "ampliar" las invitaciones y "ser generosos". No hubo nombres propios.


A la salida, un tranquilizado Alfonsín, que hoy redirecciona sus quejas a la Casa Rosada, sumó al abanico de posibilidades una interna combinada en las PASO 2017. Es decir, que los compañeros de boleta puedan pertenecer a distintos espacios de Cambiemos (ejemplo: PRO + UCR versus CC - PRO).