Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Vidal pide a Macri de campaña en Provincia y cerrar listas de unidad

Imagen de ANALÍA ARGENTO

por  ANALÍA ARGENTO

Editora de Política y Opinión
1

Nadie se sorprendió con el calendario electoral bonaerense que se filtró ayer. En varias oficinas de la gobernación se trabaja desde hace ya tiempo con una hoja A3 en la que se despliega el esquema de trabajo de todo el año, por lo menos desde el verano hasta las elecciones de octubre.

María Eugenia Vidal no firmó aún el decreto de convocatoria a elecciones pero el equipo de campaña y los funcionarios del gobierno organizaron su año en función de la fecha de elecciones unificada con la elección nacional: el sábado 24 de junio cierran las listas, el 14 de julio se inicia el proceso electoral y a partir del 29 de julio Vidal estará impedida de hacer anuncios o actos acompañada por los candidatos. Las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias serán el 13 de agosto y las legislativas el 22 de octubre. Desde ese último sábado de julio la gobernadora estará limitada y por eso la necesidad de apurar las obras. Ya el inicio de este año encontró molesta a Vidal que mandó a su ministro Joaquín de la Torre a plantear a los intendentes propios que apuraran la ejecución de las obras, trabadas en muchos casos por cuestiones burocráticas.

En Provincia el equipo de campaña está en manos del jefe de gabinete Federico Salvai que trabaja con el mismo esquema del gobierno nacional: buscar listas de unidad y concentrar el trabajo electoral en los distritos que maneja la oposición. Por eso Mauricio Macri lanzó un plan para la Patagonia y viajó a San Luis, aunque en ninguno de los dos casos el porcentaje de votos influye considerablemente en las elecciones de octubre. En La Plata el equipo de Vidal pide más Mauricio Macri en el distrito. Así lo contaron a El Cronista cerca de la gobernadora, donde insisten en que, como ocurrió siempre, también Cambiemos librará la batalla más decisiva en Buenos Aires. Y ofrecen números: 35 municipios concentran el 80% del padrón provincial y sólo 16 de esos son propios. Además de Macri y Vidal, ministros nacionales y provinciales y legisladores están siendo convocados para caminar y timbrear para "no perder la cercanía con la gente". El lema de campaña, las fotos y el marketing están en estudio: algunos creen que no hay que repetir, aunque fueron exitosos, los instructivos para fotos y redes de la última elección. Un punto es clave y decisivo: Cambiemos quiere evitar las internas a nivel nacional y provincial, y sólo darían manos libres a intendentes en los municipios con signo oficialista donde podría haber internas para las listas de concejales. La restricción choca con el reclamo de algunos dirigentes radicales que piden PASO y más participación.

Los nombres de los candidatos hasta ahora son los que suenan desde hace mucho: Elisa Carrió; Jorge Macri; Esteban Bullrich (Macri no lo cede, lo quiere a su lado); Gladys González (hoy al frente de Acumar) y especialmente el neurocirujano Facundo Manes a quien ven con mucho potencial de crecimiento aunque admiten que le hacen falta consejos sobre su vestuario y señalan, un poco en serio y un poco en broma, que salió a caminar por la playa en bermuda, camisa manga larga y mocasines. De todos modos las candidaturas también dependen de si Cristina Fernández de Kirchner compite y de cómo juegue el Frente Renovador de Sergio Massa. Si todos van en sus boletas, Cambiemos admite que podría perder la PASO pero en el entorno de Vidal confían en el efecto "Aníbal Fernández". Y lo explican: "Cristina tiene un 30% que la vota pero generaría mucho rechazo también". Niegan la posibilidad de hacer campaña ‘del miedo’ pero se preguntan si habrá inversiones en caso de que ella gane la elección. "Hay que acabar ese ciclo político", subrayan como un posible lema de campaña para convencer al electorado sobre la necesidad de fortalecer a Cambiemos. Eso sí, quieren más ADN del PRO.