Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Vidal confirmó los rumores y anunció que se separó de su marido

"Es una decisión que tomamos juntos", dijo en una inauguración la gobernadora, al admitir el divorcio con el intendente Tagliaferro. Ella se mudará a la base aérea de Morón

Vidal confirmó los rumores y anunció que se separó de su marido

Lo que hace semanas era un secreto a voces en los pasillos de la política bonaerense dejó de serlo: la gobernadora María Eugenia Vidal confirmó ayer que se encuentra en proceso de separación de su esposo, Ramiro Tagliaferro, el intendente de Morón. La confesión llegó en un acto que encabezó en la localidad bonaerense de Villa Elisa, junto al jefe comunal platense, Julio Garro, golpeado en los últimos días por versiones de renuncia que ayer intentó disipar.

"Hemos decidido con Ramiro separarnos", admitió Vidal al ser consultada por la prensa, luego de que el sitio Big Bang News informara la separación. La mandataria provincial destacó que junto a Tagliaferro, con quien se casó el 17 de diciembre de 1998, "hemos pasado juntos muchos años y hemos tomado la decisión en conjunto pero seguimos teniendo una muy buena relación porque es un vínculo de muchos años".

"Además, nuestra prioridad, como debe ser, es cuidar a nuestros hijos, que ellos estén protegidos y se sientan acompañados en este proceso que todos como familia vamos a atravesar", agregó la gobernadora. Al finalizar la conferencia, Vidal evitó ampliar en más detalles porque, señaló, "es todo lo que tengo que decir", aunque reiteró que "es una decisión que tomamos los dos juntos y que como familia vamos a atravesar juntos". "Pero quiero proteger no sólo mi intimidad y la de Ramiro, sino la de mis tres hijos", finalizó.

Por su parte, Tagliaferro esquivó ayer el tema y tuvo una agenda institucional: junto a sus pares de de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, y de Hurlingham, Juan Zabaleta, se reunieron con el ministro de Infraestructura provincial, Edgardo Cenzón por obras en la ruta 4. El último Día de la Mujer, por las redes sociales, el intendente le había dedicado un emotivo mensaje a Vidal: "Mariu. Para muchos Gobernadora. Para nuestros hijos mamá. Para mí, la mujer de mi vida. ¡Feliz día amor!".

Los rumores del fin del amor de la gobernadora venían circulado hace semanas, casi en paralelo, quiso la casualidad, con las versiones que aquejan a su antecesor, Daniel Scioli y su mujer, Karina Rabolini. El caso no es inédito: el anterior gobernador, Felipe Solá, confirmó en 2003, en pleno mandato, que se estaba separando de su entonces esposa, Teresa González Fernández.

Más allá del divorcio, primero adelantado por el diario Perfil, Vidal ya había planificado su mudanza: a pesar de contar con una residencia oficial, se está reacondicionando una casa en la base aérea de Morón. Es una zona que conoce, ya que de allí despega el helicóptero oficial que la traslada a La Plata. Desde la Gobernación justifican la decisión del cambio de vivienda a cuestiones de seguridad, con tres episodios que endilgan a su decisión de remover la cúpula de la policía bonaerense. "Nos explicaron que la casa de Castelar no era adecuada para controlar la seguridad y tomamos la decisión de mudarnos, así que estamos evaluando opciones", había explicado Tagliaferro. Al final, lo haría solamente la gobernadora con sus tres hijos.